CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

Alcoholizado y drogado, un hombre asesina a sus hijastras mientras dormían

Por Édgar Román

(CNN Español) — En Ciudad Juárez, un hombre de 32 años asesinó a sus dos hijastras de 14 y 8 años de edad mientras dormían, porque una de ellas se oponía a la relación que sostenía con su madre.

Las menores fueron asfixiadas y acuchilladas este martes mientras estaban solas, ya que su madre se encontraba fuera de la casa en ese momento.

El asesino fue identificado como Aarón Salomón Ibarra, quien sin rastro de arrepentimiento aceptó ante las cámaras el crimen y dijo que no fue planeado, sino que lo hizo en un momento de coraje.

“Andaba drogado y alcoholizado. En ese momento surgió mi coraje. Mi esposa y yo estábamos separados porque ella (la mayor de las niñas) se metía en nuestra relación”, explicó el hombre de 32 años.

También confesó que la menor de 14 años era el blanco principal de su ataque, pero que luego la más pequeña despertó y también la atacó para que no se supiera nada.

Salomón Ibarra tenía rasguños en su rostro, producto de la lucha de la mayor de las niñas por salvar su vida.

Según explicó la fiscalía, en la noche en la que ocurrieron los hechos, Aarón Salomón Ibarra había invitado a la madre de las menores a que durmiera en su casa. En horas de la madrugada, el hombre dijo que saldría a comprar drogas y se dirigió al hogar de sus víctimas.

Al volver, la mujer le preguntó porqué tenía la cara rasguñada y éste le respondió que se había peleado con un transexual.

Aarón Salomón Ibarra había dicho que los rasguños en su rostro fueron producto de una pelea con un travesti mientras iba a comprar drogas. (Crédito: CNN)

Aarón Salomón Ibarra había dicho que los rasguños en su rostro fueron producto de una pelea con un travesti mientras iba a comprar drogas. (Crédito: CNN)

“Al llegar a su domicilio, saliendo de la casa del imputado, la mujer encontró los cuerpos sin vida de sus hijas”, explicó Ernesto Jáuregui Venegas, fiscal de atención a delitos de género.

Según la fiscalía, en principio el hombre dijo no saber nada del asunto y quiso distraer la investigación.

De ser encontrado culpable, podrá enfrentarse a la pena máxima por este delito que son 120 años de prisión.