El lago Geauga tiene una célebre historia, ya que inició como un pequeño parque en 1888. Era uno de los parques de diversiones mejor conocidos del área; se amplió y cambió de dueño en varias ocasiones, hasta su eventual cierre en 2007 (Seph Lawless).

(CNNMoney) - Seph Lawless es un explorador urbano y fotógrafo que registra las ruinas de la cultura estadounidense. Su nuevo libro, "Bizarro", es una colección de inquietantes imágenes de parques temáticos abandonados.

Lawless es originario de Cleveland, a solo 16 kilómetros del parque de diversiones del lago Geauga, en la imagen de arriba.

"Crecí visitando el parque", dijo.

Joyland Amusement Park en Wichita, Kansas.

Cerró hace diez años.

Es una historia conocida para los parques temáticos independientes, como negocios familiares, que se ven afectados por las grandes cadenas corporativas. Según IBIS World, el 85% de la industria de 16.000 millones de dólares de los parques de diversiones está dominada por las cinco compañías más grandes como Six Flags y Walt Disney, la cual por sí sola representa más del 50%.

Land of Oz

Lawless subió a la cima de una montaña en Carolina del Norte para tomar esta fotografía del camino de ladrillos amarillos del parque Land of Oz. El parque temático abandonado en el pequeño pueblo de Banner Elk imita a los libros de Frank Baum y a la película de 1939, "El mago de Oz".

¡No recojas las manzanas!

Fun Spot de Angola

El Fun Spot Amusement Park & Zoo de Angola, Indiana, era otro parque pequeño, un negocio familiar que no logró generar ingresos y a la larga cayó en la quiebra.

Pero el Fun Spot sí dejó un genial escenario que Lawless pudo fotografiar, como estos autos chocones de apariencia retro.

Enchanted Forest en Toledo

Es poco lo que queda del Enchanted Forest Playland en Toledo, Ohio. Solo la estatua de un único payaso con la sonrisa congelada, rodeado por tazas de té gigantes.

"El payaso sigue ahí, pero literalmente no hay nada más", dijo Lawless. "Lo último que supe fue que un sujeto está tratando de venderlo".

El Enchanted Forest cerró hace diez años, luego de operar únicamente durante cinco años.

Spreepark en Berlín

Cuando Lawless organizó una exhibición de fotografías en Múnich, él entró a un parque de diversiones abandonado en Berlín, conocido como Spreepark.

"En esa rueda de Chicago con los dinosaurios caídos, quería una foto más que nada", dijo.

La policía llegó a buscar a Lawless, quien se encontraba en una montaña rusa.

"Estadounidenses, son tan arrogantes", dijeron los policías antes de dejarlo en libertad.