Los hospitales de la zona sigue trabajando para lidiar con el alto número de pacientes quemados debido al desastre (AFP/Getty Images).

(CNN) – Hsueh Ming-chuan yacía sobre una balsa inflable cuando su madre la encontró.

"La piel se le había caido. Sus manos estaban temblando... y seguía llamándome", dijo su madre, según la Agencia Central de Noticias de Taiwán.

Hsueh, de 17 años, se encontraba entre las casi 500 personas heridas cuando una enorme bola de fuego envolvió a las personas que asistieron a una fiesta el sábado por la noche en un parque acuático costero en las afueras de Taipéi, la capital de Taiwán.

La repentina explosión de llamas hizo que las personas aterrorizadas, la mayoría de ellas adolescentes y veinteañeros, corrieran por sus vidas.

Los bomberos dicen que creen que la explosión fue causada por un polvo de color que fue rociado sobre la multitud, como parte de la temática del evento "Color Play Asia". Aún se desconoce qué provocó que el mismo prendiera fuego y el gobierno de Taiwán ha prohibido el uso de polvo de color en los eventos, hasta nuevo aviso.

Los hospitales de la zona están luchando para lidiar con el alto número de pacientes quemados debido al desastre. De las 498 personas heridas, 182 se encuentran en cuidados intensivos, según informaron los funcionarios de salud pública de la ciudad de Nueva Taipéi, el municipio donde está ubicado el parque acuático.

Los cirujanos plásticos trabajan las 24 horas del día

Entre los casos críticos se encuentra Chun Li, una mujer joven que acababa de cumplir 18 años.

"Ella sufrió quemaduras de tercer grado sobre el 80% de su cuerpo", dijo su padre, quien rompió en llanto mientras describía sus heridas, según informó CNA.

Muchos de los pacientes inhalaron el polvo inflamable, lo cual causó preocupaciones en cuanto a que podrían haberse dañado el tracto respiratorio y órganos internos, según dijo el lunes el Dr. Charles Hou, director de Medicina de Cuidados Intensivos del Hospital Mackay Memorial de Taipéi.

Él le dijo a CNN que los cirujanos plásticos han estado trabajando las 24 horas del día desde que ocurrió el accidente, para quitar la piel gravemente dañada de las víctimas. Los injertos de piel están siendo reasignados de los bancos de piel de los hospitales de todo Taiwán, dijo el doctor.

Liu Yeuh-ping, del Departamento de Salud de Taipéi, le dijo a CNN el domingo que si bien cuentan con amplio espacio para los pacientes en las unidades de cuidados intensivos, no cuentan con suficientes espacios en las unidades especializadas en quemaduras. Las autoridades de salud están tratando de trasladar a los pacientes que necesitan atención intensiva de quemaduras, dijo el funcionario.

Eric Chu, el alcalde de Nueva Taipéi, dijo que el desastre fue el "peor incidente de lesiones masivas" que su ciudad alguna haya experimentado.

Organizador del evento se disculpa

Los investigadores están tratando de determinar por qué el polvo estalló en llamas en el parque Formosa Fun Coast.

"El fuego llegó demasiado rápido y nadie pudo correr", dijo Huang Guan-zhang, un testigo de 19 años de edad.

A los asistentes del evento se les habían dado paquetes del polvo de color. A parecer, una gran cantidad del mismo había sido rociado sobre la multitud, como parte de los efectos especiales justo antes de la explosión en el aire.

Según informó la policía, cinco personas han sido interrogadas en relación a la explosión. Dos de ellos son considerados sospechosos, el organizador de la fiesta y la persona a cargo de la iluminación y el hardware. Se ha informado que ambos han sido puestos en libertad bajo fianza.

El organizador, Lu Chung-chi, se disculpó públicamente por lo que pasó, poniéndose de rodillas frente a los periodistas.

"Asumimos la máxima responsabilidad", dijo, de acuerdo con CNA.

Los eventos con temática de color son populares en todo el mundo

Anteriormente, la compañía que dirigía la fiesta, Color Play Asia, ha organizado eventos similares en Taiwán. Un video en su página de Facebook muestra aviones a reacción esparciendo polvo de color sobre la multitud.

Se cree que el polvo ha sido hecho de almidón de maíz y colorante.

Color Play Asia dice en su página web que el polvo cumple con "las normas pertinentes".

El polvo de color también es lanzado abundantemente por todas partes durante el festival hindú Holi, así como en eventos de carreras con temática de color que se celebran en todo el mundo.

Kathy Novak y K.J. Kwon informaron desde Taipéi, y Jethro Mullen informó y escribió desde Hong Kong. Kimberly Hutcherson, Kevin Wang y Greg Botelho y los periodistas Gladys Tse, Wayne Chang y Melissa Chen contribuyeron con este reportaje.

El fuego llegó demasiado rápido y nadie pudo correr

Huang Guan-zhang, testigo