CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Los fuegos artificiales del Día de la Independencia causan estrés a muchos veteranos de guerra

Por Alyssa Jackson

(CNN) – El Día de la Independencia a menudo se celebra con una deliciosa comida, reuniones familiares y los fuegos artificiales del 4 de julio que iluminan la noche.

Lo que algunos posiblemente no se dan cuenta es que los fuegos artificiales pueden ser una fuente de estrés para algunos veteranos y existe un movimiento para asegurarse de que los juerguistas se den cuenta.

Los ruidos fuertes que parecen disparos y otras explosiones que retumban pueden desencadenar un trastorno de estrés postraumático.

El Departamento de Asuntos de los Veteranos de Estados Unidos estima que de un 11% a 20% de los miembros militares que han servido en Iraq o Afganistán sufren la enfermedad en un determinado año.

Justin, el esposo de Shawn Gourley, sirvió en la Marina de Estados Unidos desde el 2000 hasta el 2004. Cuando regresó a casa, ella notó un cambio en él. Durante cinco años, la pareja luchaba por encontrar una respuesta. No fue sino hasta el 2009 que se le diagnosticó un trastorno de estrés postraumático (TEPT).

“Lo que más me preocupó es que nadie me dijera lo que podría suceder y yo no quería que algún otro cónyuge pasara por eso”, dijo Gourley. “Si podemos empezar a hablar sobre el TEPT y ayudarnos unos a otros, posiblemente ellos no cometerán el mismo error que yo cometí”.

Ella inició un grupo de Facebook, Military with PTSD (Militares con TEPT), el cual al final se convirtió en una organización sin fines de lucro.

El año pasado, en el grupo de Facebook “Military with PTSD”, Gourley vio una publicación de un miembro que mostraba un cartel en el que le pedía a sus vecinos que fueran gentiles con el uso de fuegos artificiales debido a su TEPT.

El cartel original no quería atraer la atención de los medios de comunicación, pero Gourley compartió la idea y a otros miembros del grupo les encantó.

Con el permiso del miembro, Gourley les comenzó a dar los carteles a otros veteranos que querían colocarlos en sus jardines. Con los fondos donados, ella compró 1.000 carteles en mayo del 2014 y supuso que sería más que suficiente.

Ella estaba equivocada.

A finales de junio de este año, Military with PTSD, distribuyó 2.500 carteles y aún tenía a 3.000 personas en lista de espera para recibir uno de estos. A Gourley le sorprendió la popularidad y seguirá proporcionando los carteles con el fin de prepararse para el próximo año.

A Justin Gourley le diagnosticaron el trastorno de estrés postraumático luego de servir en la Marina.

Los carteles se proporcionan de forma gratuita a los veteranos, aunque algunos optan por pagar el costo de envío de su propio cartel y de otro veterano, el cual es de aproximadamente 15 dólares, dijo Gourley.

Los carteles son pagados con los fondos donados y los veteranos pueden ser incluidos en la lista a través de la página web del grupo, http://www.militarywithptsd.org, para así recibir uno de los carteles.

Algunos han cuestionado la redacción de los carteles, que lee: “Aquí vive un veterano de combate” y “Por favor, sea gentil con el uso de fuegos artificiales”. Esto no significa que los veteranos no quieran que los vecinos usen fuegos artificiales, dijo Gourley, sino más bien, solo quieren que se les avise en caso de que los vayan a usar.

“Creo que la gente se pregunta cómo puedes ser gentil con los fuegos artificiales. No se trata de que puedas hacer que sean más silenciosos”, rió Gourley entre dientes.

“Ningún veterano que sirvió a Estados Unidos quiere quitarle la libertad a la gente, especialmente en cuanto a los fuegos artificiales, los cuales representan la libertad. Ellos no quieren evitar que lo hagan. Lo que están pidiendo es que la gente los ponga sobre aviso”.

Esto es particularmente importante si los vecinos tienen planificado usar fuegos artificiales en las fechas alrededor del 4 de julio. Gourley dijo que los veteranos hacen los preparativos necesarios para el Día de la Independencia, pero no deberían ocultarse durante semanas con el fin de evitar escuchar los fuegos artificiales aleatorios, un factor que les molesta a ellos y que afecta a sus familias.

Las reacciones estresantes de los veteranos posiblemente no sean desencadenadas por los propios fuegos artificiales, sino por un fuerte ruido inesperado. Gourley dijo que un veterano les contó que un vecino le aviso con anticipación que usarían fuegos artificiales e invitó al veterano al espectáculo. El veterano aceptó felizmente y está entusiasmado por participar.

“Lo que aprendí de eso es que ¡vaya!, el siente esa conexión que no ha sentido desde que volvió a casa”, dijo. “Eso hace que desee participar y que no sienta la necesidad de aislarse, creo que es algo increíble”.

Ella espera que “Military with PTSD” pueda ayudar a los veteranos que sufren de TEPT y a sus familiares, así como también a los miembros de la comunidad que no saben cómo reaccionar ante la situación que los veteranos están atravesando.