CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Respirar aire normal en Marte es posible, asegura un estudio

Por Ben Brumfield

(CNN) – Cuando los dos primeros colonos humanos aterricen en Marte, podrían entrar en sus viviendas prefabricadas, quitarse los cascos espaciales e inhalar un delicioso aire respirable.

Estas viviendas tendrían una mezcla óptima de gases para la respiración humana y estarían perfectamente presurizadas, con aire acondicionado y meticulosamente filtradas, si el diseño en papel realizado por una empresa de soporte de vida en el espacio se hace realidad.

Y ese aire habrá estado esperando por los astronautas durante dos años. Se necesita de esa cantidad de tiempo para asegurarse de que el Environmental Control and Life Support System (ECLSS), cuente con un sólido y confiable historial de trabajo.

La vida de los colonos dependen de esto. La atmósfera de marte es aproximadamente 95% de dióxido de carbono y cerca de 0% de oxígeno, una receta para una muerte rápida.

‘En nuestra vida’

La visión no será fácil de lograr porque el espacio es complicado. Para empezar, los lanzamientos, vuelos y aterrizajes a menudo resultan mal.

Los humanos colonizadores de Marte podrían vivir en módulos con meticulosos sistemas de soporte vital.

Todavía así, los autores del estudio preliminar están seguros de que puede funcionar. “Si hay voluntad y se tienen los medios, veremos que los humanos empiezan a explorar e, incluso, colonizar otros planetas durante nuestra vida”, dijo Grant Anderson, presidente y director ejecutivo de Paragon Space Development Corporation.

Paragon diseña y fabrica sistemas que mantienen a los astronautas respirando e hidratados en el espacio para la NASA y para las empresas aeroespaciales. La compañía está trabajando en la nueva nave espacial Orion, que llevará volando a los astronautas más allá de la órbita baja de la Tierra y con suerte un día esto llevará a una embarcación que viaje tan lejos como Marte.

Paragon escribió el estudio para Mars One, la empresa holandesa sin fines de lucro decidida a enviar tripulaciones a Marte, nunca para traerlas de regreso a casa en la Tierra. Eso recortaría el gasto masivo de un viaje de regreso.

Ver a los colonos terminar sus vidas y, eventualmente, morir en Marte, sería una buena atracción, cree Mars One, y el cual planifica financiar su misión al convertirla en un reality show.

Configuración de robot

Incluso si los sistemas meticulosamente diseñados tuvieran que aterrizar en Marte sin un enganche, dos vehículos robóticos tendrían que arrastrarse sobre la ECLSS al sitio de construcción de colonias y configurarlo. Eso requeriría importantes avances en las capacidades de los vehículos de Marte, que ahora se mueven a un paso de tortuga que a veces resulta tedioso.

Una vez allá y funcionando, el sistema de soporte de vida extraería agua del estrato rocoso –o regolito– y la purificaría para beberla. Convertiría un poco de esta en oxígeno y luego la mezclaría con gases de nitrógeno y argón en la atmósfera de Marte para imitar el aire de la Tierra.

Pero esos son solo los conceptos básicos dentro de una red de tareas esenciales que el ECLSS tendría que llevar a cabo durante años, mientras que soporta las condiciones adversas de Marte, como la radiación mucho más intensa que la de la superficie de la Tierra.

Filtrar, calentar, enfriar

Una vez que haya creado la atmósfera respirable en las viviendas herméticas, tendría que calentarla y enfriarla contra las temperaturas de la superficie que anualmente van desde 220 grados Fahrenheit bajo cero (menos 140 grados Celsius) hasta 70 grados Fahrenheit (21 grados Celsius).

Este presurizaría la vivienda hasta llegar a niveles similares a los de la Tierra en contra de la presión más baja de la atmósfera de Marte en el exterior; filtraría las partículas y las dejaría fuera del aire; expulsaría el dióxido de carbono y el monóxido de carbono; y recogería la humedad exhalada.

Mars One planifica aterrizar a los humanos en Marte dentro de 12 años. Paragon Space Development Corp., la cual escribió un estudio para el proyecto, dice que los humanos podrían colonizar otros planetas “en nuestra vida”.

Este establecería un punto de rocío bajo para evitar la condensación, la cual podría causar la oxidación y corrosión de otros materiales. Si sufrieran un daño significativo, tendrían que ser reemplazados a través de un embarque de suministros enviado desde la Tierra.

Esos embarques no estarían llegando tan a menudo, puesto que los colonos se concentrarían en que, con el tiempo, estarían viviendo de la tierra. El agua creada por el ECLSS algún día sería utilizada para el riego de cultivos y otras plantas, lo cual, eventualmente, ayudaría a crear un aire respirable intercambiando el dióxido de carbono por el oxígeno.

El sistema de aire ECLSS también tendría detectores de incendios y sistemas de extinción, y automáticamente repondría el aire que se arruine en una llamarada.

A pesar de hacer todo eso, sería muy poco probable que se arruinara. Si ocurriera, los astronautas tendrían que ser capaces de repararlo fácilmente con las herramientas limitadas que hubieran traído con ellos o aquellas que pudieran generar a través de una impresora 3D.

Beber, ducharse, orinar

Cuando los colonos aterricen, puede ser que ellos también ansíen un trago de agua fresca en el planeta desierto, así como una ducha y entrar al baño. El ECLSS ya habría extraído y almacenado una cantidad más que suficiente de agua anticipadamente.

Luego de que los colonos hayan chapoteado, hecho gárgaras y lavado ropa, el sistema reciclaría el agua utilizada y la clasificaría como agua potable y no potable.

Este separaría los residuos que no se puedan reciclar y trabajaría para contener los microbios y otras formas de vida que inevitablemente se hayan importado desde la Tierra. Los investigadores y los viajeros espaciales durante mucho tiempo se han mostrado interesados en proteger a Marte de ellos a fin de preservar su estado original de los efectos secundarios de la presencia humana tanto como sea posible.

Se necesita más tiempo

Aunque puede sonar como que han pensado en todo, no lo han hecho, dicen los autores del estudio.

“La evaluación del diseño conceptual tampoco aborda la detección de fugas, el aislamiento y la reparación de funciones de sistemas de la tripulación tales como ropa, artículos personales, entretenimiento, cocina y alimentación, higiene, ejercicio, atención médica, iluminación, extinción de incendios o la protección de la radiación”, dice el estudio.

Tampoco dice nada sobre la generación de energía eléctrica o cómo extraer las rocas que portan el agua y llevarlas hasta el sistema de extracción de agua.

Los ingenieros necesitarán más tiempo para estudiarlo todo.

Pero Mars One está sobre una vía de crecimiento rápido. Los primeros candidatos para astronautas o protagonistas del programa del reality de televisión aterrizarían en unos 12 años a partir de ahora, si la empresa se sale con la suya.

La idea de iniciar una colonia en Marte tan rápidamente parecía fuera de este mundo, así que cuando la compañía hizo su debut público hace dos años, CNN contactó a uno de los posibles proveedores de la misión para comprobar la credibilidad del Mars One.

“No creo que merezcan que se les descarte”, dijo un portavoz de una compañía aeroespacial que se contrató para la actual misión a Marte de la NASA. Él quería permanecer en el anonimato para evitar echar a perder la relación con Mars One.

El concepto es descabellado, dijo. Pero las operaciones como Mars One financian la investigación que es tan útil y que, eventualmente, puede llegar a contribuir a plantar los pies humanos en el suelo marciano.