CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Medio Oriente

La gasolina podría regresar a 2 dólares por galón en EE.UU. si hay acuerdo con Irán

Por Matt Egan

(CNNMoney) — Irán está cerca de llegar a un acuerdo nuclear histórico con Occidente… y eso asusta a los mercados petroleros.

Los precios del petróleo bajaron casi un 8% y se derrumbaron a menos de 53 dólares por barril el lunes, la caída más profunda que se ha registrado para el petróleo crudo desde febrero.

Los conductores estadounidenses podrían sonreír ante la perspectiva de los precios del petróleo bajen incluso más en el futuro, especialmente si se llega a un acuerdo nuclear con Irán antes de la fecha límite de esta semana. El precio promedio nacional de la gasolina podría regresar a casi 2 dólares por galón más adelante este año, dijo Tom Kloza, analista principal de petróleo en Oil Price Information Service. El promedio nacional actualmente es de 2,77 dólares.

Por ahora, todos los ojos están puestos en Irán, un país que tiene la cuarta reserva de petróleo más grande del mundo. Una gran parte del acuerdo nuclear es que Occidente levante las sanciones contra Irán, lo que le permitiría que aumente sus exportaciones de petróleo. Eso podría cambiar las reglas del juego al intensificar el suministro en exceso y hacer que los precios del petróleo bajen aún más.

“Podrías tener cierta cantidad de crudo que ingrese al mercado en 2016… probablemente cuando menos lo necesita”, dijo Kloza.

Esa es una razón por la que el petróleo cayó en picada a 52,53 dólares por barril el lunes, su precio más bajo desde mediados de abril. Los precios también se vieron afectados por más evidencia en relación a que la OPEC no ha podido terminar con la producción estadounidense de petróleo de esquisto. La semana pasada, el número de martillos percutores activos en Estados Unidos aumentó por primera vez desde principios de diciembre.

Los mercados petroleros —al igual que otros mercados financieros— también se han visto alterados por la decisión de los votantes griegos de rechazar la más reciente oferta de plan de rescate de la Unión Europea. Aunque Grecia enfrenta un futuro económico aterrador, el país solo utiliza el 0,3% del petróleo mundial, según Capital Economics.

Se acerca el acuerdo con Irán: el factor de Irán es más influyente en los precios del petróleo que Grecia. Irán tiene 158.000 millones de barriles de reservas petróleo, pero ese petróleo ha sido bloqueado en gran medida por los mercados mundiales debido a las sanciones en contra de Irán.

Irán y Occidente llegaron a un acuerdo marco en abril, y luego una fecha límite del 30 de junio para llegar a un acuerdo completo fue extendida al 7 de julio. La verdadera fecha límite es el 9 de julio, porque después de ese día, el acuerdo estaría sujeto a una revisión más prolongada de 60 días por parte del Congreso.

En el transcurso del fin de semana festivo, un funcionario ruso le dijo a los medios del país que el acuerdo está listo en más del 90% y que la mayoría de los asuntos restantes son más asuntos de procedimiento que asuntos técnicos.

Si bien “no hay garantía” de que firmen un acuerdo, “todas las señales hasta ahora parecen ser prometedoras”, escribió Thomas Pugh, economista de materias primas en Capital Economics, en una nota el lunes.

La superabundancia de oferta empeoraría: con el tiempo, un acuerdo podría permitir que hasta 1 millón de barriles al día de petróleo crudo iraní regresen a los mercados mundiales de petróleo.

Debido a la provisión en exceso, los precios del petróleo pronto podrían ubicarse de nuevo en el rango superior de los 40 dólares, dijo Kloza.

“Probablemente no existe un peor momento para que Irán vuelva a entrar a los mercados mundiales con un estímulo significativo en las exportaciones que ahora mismo”, escribió Edward Morse, director global de investigación de materias primas en Citigroup, en un reciente informe de la investigación.

Eso presenta una situación paradójica para Irán, cuya economía realmente podría verse beneficiada por la afluencia en ingresos del petróleo. Si bombea petróleo demasiado rápidamente, eso podría afectar el precio del petróleo que Irán quiere que se mantenga alto.

Esa es la razón por la que Brenda Shaffer, profesora de la Universidad de Georgetown, dijo que ella no “se vería sorprendida por el hecho de que los iraníes hagan ciertas cosas que los ayuden a impulsar los precios del petróleo”.

En el pasado, Irán ha sido acusado de apoyar ataques terroristas en países cercanos, entre ellos el país rival de Arabia Saudita.

Independientemente de eso, existe mucho escepticismo en torno a cómo Irán puede realmente aumentar la producción rápidamente. Gran parte de la producción de petróleo en Irán se origina en pozos muy viejos que necesitan reparación.

“Incluso si se llegara a un acuerdo, no serían capaces de producir todo ese petróleo inmediatamente. No es como abrir tu grifo”, dice Rob Thummel, un gerente de cartera en Tortoise Capital.