CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

Piloto pretende volar un superplaneador hasta el borde del espacio

Por Thom Patterson

(CNN) — Un superplaneador está en camino de volar hasta el borde del espacio.

Multitudes de entusiastas de la aviación se reunieron el lunes para obtener su primer vistazo al Perlan 2, un planeador experimental que está a la vista esta semana en la exhibición aérea AirVenture de Experimental Aircraft Association en Oshkosh, Wisconsin.

Algunos espectadores querían tocar el fuselaje resistente y ligero de fibra de carbono del avión. Otros querían mirar el interior de la diminuta cabina para dos personas.

El piloto en jefe, Jim Payne, está planificando una ambiciosa misión para el planeador.

Él y un segundo piloto planifican elevarse entre 27.360 y 30.480 metros en julio del 2016. Eso es más alto que los aviones estadounidenses de espionaje U-2 y SR-71; y 12.192 metros más alto que lo que cualquier ser humano ha llegado en un planeador.

También es más alto que lo que cualquier otro avión con alas piloteado ha volado en vuelo sostenido. Los globos han flotado más alto y los «aviones X» experimentales del gobierno estadounidense se han elevado más alto, pero el Perlan 2 estará allí durante horas.

«A esa altura, las estrellas son visibles incluso durante el día», dijo Payne. «Seguramente será muy divertido».

Desde una base en Argentina, cerca de las montañas de los Andes, el avión será remolcado hacia la atmósfera por un avión propulsado. Cuando el Perlan 2 se desprenda del avión de remolque, Payne y su copiloto estarán por su cuenta de seis a ocho horas.

Llegar hasta los 27.360 metros será complicado. El equipo tiene previsto utilizar el vórtice polar y un fenómeno climático relacionado llamado la corriente en chorro polar en la estratosfera para ascender más y más alto.

«A medida que el viento viene sobre las montañas, este forma una onda en el aire, perpendicular a las montañas, de la manera en que una roca contribuye con una onda en una corriente», dijo Payne.

Los dos asientos integrados en la cabina presurizada del Perlan 2 son del tamaño de las sillas reclinables.

«Es muy cómodo», dijo Payne. «Al volar en estas largas misiones, continuamente estás analizando lo que está sucediendo a tu alrededor: el clima, las corrientes de aire, la situación del control del tráfico aéreo y así sucesivamente, por lo que el tiempo pasa muy rápido».

El avión tiene una envergadura de 25,6 metros, pesa un poco más de 816 kilogramos y alcanza una velocidad máxima de 450,6 kph. A esa velocidad, el indicador de velocidad del planeador mostrará solo 36 nudos (aproximadamente unos 66 kph), debido al aire ultra-delgado a los 27.360 metros de altura.

En caso de emergencia, Payne tiraría de un paracaídas que rápidamente bajaría el avión a una altitud menor. Entonces, se desplegaría un paracaídas de recuperación, bajando suavemente al Perlan 2 hasta el suelo.

El equipo científico a bordo de la aeronave recopilará datos para estudiar el clima y los fenómenos atmosféricos. Los ingenieros pueden utilizar esa información para aprender más sobre el rendimiento de los aviones en el aire muy delgado.

Esas lecciones pueden contribuir al diseño de un avión que pudiera volar en planetas con atmósferas ultra-delgadas, como Marte.