(CNN Español) - Dos hermanos en Florida, Estados Unidos, vieron a un tiburón martillo malherido que llegó a una playa y se acercaron para ayudarlo.

El animal tenía varios anzuelos en la boca. Uno de los jóvenes se puso sobre el escuálido y con calma le retiró los ganchos de la boca.

Las imágenes ya se han vuelto virales en las redes sociales de Estados Unidos.