CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Asia

Muere líder militante pakistaní durante una emboscada

Por Jethro Mullen

(CNN)– La policía de Pakistán mató al líder de un grupo militante vinculado a al Qaeda, quien llevó a cabo varios ataques mortales contra la minoría chiita del país en los últimos años, dijeron las autoridades el miércoles.

Malik Ishaq, el jefe de Lashkar-e-Jhangvi, murió durante un tiroteo después de que hombres armados en motocicletas emboscaron un convoy policial que lo transportaba entre cárceles de la provincia de Punjab, informó el Departamento Contraterrorismo de Pakistán.

Lashkar-e-Jhangvi es conocida por atacar objetivos chiitas en Pakistán –de mayoría sunita-, incluyendo una serie de atentados a principios de 2013 que dejaron más de 160 muertos en la provincia de Baluchistán. Ishaq fue detenido por las autoridades poco después de los ataques.

En el enfrentamiento con la policía la madrugada del miércoles, los atacantes en motocicleta liberaron a Ishaq y a dos de sus hijos en la emboscada, pero la policía respondió con disparos que mataron al líder terrorista, a uno de sus hijos y a otros 12 atacantes, dijeron las autoridades.

Los otros militantes huyeron del lugar. Seis agentes de policía resultaron heridos, dijo.

La policía llevaba a Ishaq y a sus dos hijos a otra prisión para ayudar en la identificación de armas y explosivos decomisados, dijeron las autoridades.

Se cree que Ishaq fue el autor intelectual del ataque en 2009 al equipo de cricket de Sri Lanka en Lahore, la ciudad principal en Punjab.

Más recientemente, Lashkar-e Jhangvi se atribuyó la responsabilidad por el atentado de enero 2014 a un autobús que transportaba a peregrinos chiitas, matando a más de 20 personas.

El grupo fue proscrito en Pakistán en 2001.

Sophia Saifi reportó desde Islamabad y Jethro Mullen reportó y escribió desde Hong Kong.