(CNN)– Cualquiera que hubiera estado, incluso remotamente, relacionado con la cultura pop de la década de los 90, puede recordar el corte de cabello de Jennifer Aniston. Y quién no asocia a Anna Wintour, editora de la revista Vogue, con su particular corte bob.

Pero los hombres también han lucido su parte de estilos icónicos a lo largo de las décadas, desde las greñas de los Beatles hasta el copete de Justin Bieber y el peinado tan difícil de ignorar del candidato presidencial republicano, Donald Trump.

Cada vez más, los hombres parecen estar ocupándose de su cabello. Una pequeña encuesta de hombres en Canadá descubrió que ellos están preocupados por sus mechones y piensan que es parte de su masculinidad y su imagen personal.

"Cada vez es más aceptable tener estas preocupaciones respecto al cabello y hablar sobre ellas... ya no se considera más una falta de masculinidad", dijo Rose Ricciardelli, profesora asistente de sociología en Memorial University in Newfoundland, y autora del estudio.

Los hombres se inquietan por sus cabelleras en gran parte para sentirse más cómodos y seguros de sí mismos, dijo Ricciardelli. Muchos probablemente se dan cuenta de que las personas notan si se están quedando calvos, a pesar de sus mejores esfuerzos por usar el peinado cruzado a fin de taparse la calva, pero ellos aún quieren verse bien cuando se miran al espejo, dijo ella.

Por supuesto, esto también tiene que ver con el espectáculo exterior. Los hombres que hacen más que sencillamente pedir que les corten un poco de cabello de la parte superior y de los lados, tienden a ser más extrovertidos y a preocuparse más de lo que otros piensen de ellos, dijo Michael Cunningham, un psicólogo que da clases en el Departamento de Comunicación de la Universidad de Louisville.

A través del peinado, los hombres buscan mezclarse con sus compañeros o verse más jóvenes, más poderosos o independientes, dijo Cunningham, y en la mayoría de los casos, los hombres tienen éxito en transmitir lo que desean. Ellos están al tanto del estilo actual y de las percepciones sociales, dijo, y saben cuál es el mensaje que van a transmitir si se tizan el cabello hacia arriba o si se dejan crecer unos días la barba.

No el peinado cruzado de tu abuelo

El peinado cruzado que a todos nos encanta (odiar) se logra peinando las hebras largas del cabello para cubrir un espacio que ya no tiene cabello. El estilo es uno de los favoritos entre los empresarios y políticos; el congreso de Estados Unidos está lleno a reventar de peinados cruzados.

Pero un tipo diferente de peinado cruzado se está arraigando entre los hombres con cabello abundante. "El peinado cruzado ahora se define como una fuerte parte lateral en donde el cabello se peina hacia un lado y se corta rigurosamente alrededor de las orillas para transmitir un estilo muy clásico", dijo Sam Donofrio, supervisor educativo en el Hair Design Institute en Manhattan. "Este es probablemente el peinado más popular que estamos viendo", dijo. Algunos de los hombres con más cabello de Hollywood, entre ellos George Clooney y Christian Bale, lucen estos peinados cruzados actualizados.

El copete es otra versión moderna de un estilo clásico que es popular entre los jóvenes y los hombres modernos, dijo Donofrio. Para este estilo, los hombres se levantan su cabello en la parte superior y se lo dejan corto y peinado hacia atrás en los lados. Justin Bieber es uno de los artistas más famosos que usan copetes.

El cabello con ondas hacia atrás de Trump

Aunque a menudo se refieren a su peinado como cruzado, el peinado que cubre la cabeza de Donald Trump es un "animal de su propia especie", dice Donofrio. Y no, Donofrio en realidad todavía no ha escuchado a nadie que pida este estilo. Una guía ilustrada de cómo lograr el peinado, te da la instrucción de que primero debes secar tu cabello con secadora hacia adelante sobre tus ojos y luego tirarlo hacia atrás y secarlo nuevamente con la secadora.

Una pregunta más importante que cómo Trump crea este estilo tirado hacia atrás, es por qué lo hace. "Él quiere parecerse al impetuoso chico joven que está arrasando... Usa este estilo de corte tipo Beatles, pero no le funciona muy bien", dijo Cunningham. Si Trump quería verse como un ejecutivo de negocios importante, probablemente debería haber escogido el tradicional peinado cruzado, añadió.

Otra posibilidad, la cual sugirió Ricciardelli, es que Trump usa el cabello hacia atrás porque es parte de su marca, al igual que el distintivo copete de Bieber. Él probablemente cambiaría de peinado solamente si estuviera pensando en deshacerse de la marca o en reinventarse a sí mismo, dijo ella.

O si estuviera mudándose a la Casa Blanca. Trump ha dicho que él perdería el peinado si fuera elegido presidente porque no tendría tiempo para mantenerlo.

El club del trasplante capilar

Alrededor de dos tercios de los hombres en Estados Unidos pierden una parte considerable de cabello para cuando llegan a los 35 años, y el 85% ve que su cabello ya es ralo para cuando llega a los 50 años. Para algunos, la solución es el trasplante de cabello, en el que los médicos injertan parches de cuero cabelludo donde el pelo está creciendo en las áreas calvas. El trasplante ha tenido avances, los cuales se denominan tapones de cabello y tienen el propósito de que la nueva área cubierta se vea más pareja.

Si el vicepresidente Joe Biden tiene tapones de cabello –lo que muchos expertos creen que así es–, desafortunadamente se sometió al procedimiento hace décadas, antes de que aparecieran esos avances. Los tapones de cabello de Biden tienen que haber sido más grandes que los del tipo que se usan hoy en día, lo cual deja una línea del cabello con una apariencia menos natural. Se ha sospechado que una serie de celebridades, entre ellos Matthew McConaughey y Tom Hanks, tienen tapones porque en estos días se les ve más cabello que el que solían tener.

Al igual que con el estilo cruzado, los tapones de cabello pueden ser una manera para mantener una cabeza con un aspecto más joven. A pesar de que el hecho de que el cabello se vea ralo es algo común, algunos hombres sencillamente no quieren tener nada de ello, dijo Cunningham. "Estados Unidos valora más la juventud que la sabiduría", dijo.

Ricciardelli dijo que muchos hombres que se someten a los tapones de cabello empiezan a quedarse calvos cuando aún son jóvenes, en sus años de adolescencia y a principios de sus veintes. Algunos han dicho que lamentan haberse sometido al procedimiento, dijo. Incluso en los mejores casos, los tapones de cabello pueden dejar cicatrices y hacer que el cuero cabelludo se vea menos suave y que se dificulte más afeitarlo, dijo ella.

Ves al monje, ves el estilo del monje

La calvicie no ha disfrutado de una buena reputación. Un estudio reciente encontró que tanto las mujeres como los hombres perciben a los hombres calvos como personas que se ven más dominantes y más fuertes que sus contrapartes que tienen mucho cabello.

También menos atractivos. Y mayores.

Otra investigación a lo largo de los últimos años ha descubierto que ellos perciben a los hombres que están quedándose calvos como menos asertivos y menos agradables que a sus compañeros que están dotados con mucho cabello.

Por lo tanto, algunos hombres simplemente dejan de luchar y se afeitan toda la cabeza.

"Una gran cantidad de personas tienen un punto crítico en el que saben que es tiempo de que se vaya, y otras personas nunca pierden el suficiente cabello como para que se tengan que afeitar, pero si alguien piensa que si se afeitan, se verán más jóvenes, ellos lo harán", dijo Ricciardelli.

Algunos hombres empiezan a quedarse calvos en la coronilla además de –o en lugar de– la parte delantera. En la Edad Media, los monjes cristianos intencionadamente se afeitaban este punto calvo y se cortaban el cabello corto alrededor de este punto como una manera de renunciar a la vanidad y como un despliegue de su devoción religiosa.

¿Acaso estaban en lo cierto? Entonces, como ahora, la calvicie transmite sabiduría, dijo Cunningham.

La verdadera ventaja de afeitarse la cabeza por completo podría ser para los hombres que ya han perdido una cantidad significativa de cabello. "Ellos se decidirán por el estilo del afeitado completo porque se ve más atlético y menos avejentado" que usar el cabello ralo, dijo Cunningham.

¿Acaso tu cabello te queda largo? ¿Puedes atarlo con un lazo?

El estereotipo del hippie de cabello largo existe por una razón. "En general, el cabello más largo significa que nadie te puede controlar, el cabello más corto significa que estás trabajando dentro de un sistema", dijo Cunningham.

No es de extrañar entonces, que los jóvenes y los artistas se dejen crecer el cabello más largo, en tanto que los empresarios y los políticos por lo general lo mantienen muy corto. Aparte del cabello hacia atrás de Trump, el único corte de estilo inusual entre los candidatos republicanos aspirantes a la presidencia es el de Rand Paul con mechones rizados un poco más largos, dijo Cunningham. Pero como alguien que se inclina un poco más a ser libertario, puede ser que Paul prefiera estar un poco más contra la corriente, y su cabello no es la excepción, añadió.

Los mechones largos y que caen algunas veces pueden estar más relacionados con la experimentación que con la rebelión, dijo Ricciardelli. "Los varones tienden a dejar crecer su cabello cuando son más jóvenes a fin de probar algo distinto cuando tienen menos responsabilidades", dijo ella.

A diferencia de los hombres con bucles que optan por copetes y el estilo de moda, los cortes de los empresarios no han cambiado mucho a lo largo de los años, dice Donofrio. "Estos hombres no buscan diferenciarse por su estilo, solo buscan que el estilo de su corte de cabello sea limpio y conocido" que sea limpio a los lados y corto en la parte superior, dijo.

Bigotes y más

Como todo adolescente sabe, un poco de vello facial puede hacerlo ver más adulto y varonil en general. En un estudio, las mujeres miraban fotografías de hombres y los clasificaban no solamente como mayores sino que con un estatus social más alto si tenían barba. Al ver fotos de hombres barbados y hombres completamente rasurados con expresiones agresivas, ellas clasificaban a los hombres barbados como más agresivos.

Los hombres con vello facial también pueden enviar el mensaje de que son renegados. Tan solo ver un poco de rastrojo en el rostro del representante Paul Ryan, republicano por Wisconsin, fue suficiente para que los medios pronosticaran que no era probable que fuera candidato para la presidencia en el 2016. De hecho, no ha habido un candidato presidencial barbado para un partido importante desde 1916. En profesiones como la política y la banca, tú no quieres verte como alguien que no se preocupa de lo que otras personas piensen de ti, dijo Cunningham.

Sin embargo, el bigote o la barba no necesariamente denota una gran percepción de la naturaleza de la persona que la usa, dijo Ricciardelli. "Algunos hombres usan la barba porque tienen barbillas muy indefinidas o cicatrices por el acné, así que su objetivo es cubrirlas", dijo.