Cotopaxi
Una lluvia de cenizas en el área del volcán Cotopaxi obligó al gobierno a decretar alerta amarilla. Con una altura de 5897 metros, el Cotopaxi es uno de los volcanes más altos en la zona. (Crédito: JUAN CEVALLOS/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - Una lluvia de ceniza ocasionada por dos explosiones registradas en la mañana del viernes en el volcán Cotopaxi activó la alerta amarilla en esa región, según lo reportó el Instituto Geofísico de Ecuador. Las autoridades informaron que el ingreso al volcán ha sido restringido.

“El día de hoy a las 04:02 a.m. y a las 04:07 a.m. se registraron dos explosiones, la primera de las cuales tuvo una amplitud de 6 Pa. Esto corresponde a explosiones pequeñas”, señaló la institución a través de un comunicado.

Se registró una emisión grande de ceniza proveniente del Cotopaxi con columna de más 5 kilómetros, según el Instituto, que agregó que excursionistas que ascendían al volcán escucharon las explosiones.

La Secretaria de Gestión de Riesgos anunció que desde las 11 a.m. del viernes rige la alerta amarilla en la zona por las erupciones del volcán, mientras que la ministra del medio ambiente, Lorena Tapia informó que quienes estaban en el Parque Nacional Cotopaxi, fueron evacuadas con éxito.

Varios usuarios de Twitter compartieron sus fotografías con la etiqueta #CenizaCotopaxi.

La actividad volcánica se presentó casi 12 horas después de una cadena de sismos ocurridos el jueves que duraron unos 45 minutos, según reportó este instituto en su página web.

“Se contabilizaron 33 eventos de largo periodo, 4 episodios de tremor de emisión, 12 episodios de tremor armónico y 30 explosiones”, había reportado el pasado 13 de agosto la entidad que monitorea la actividad sísmica y volcánica en Ecuador.

Hasta el momento los organismos de emergencias de ese sector no han reportado víctimas por estas explosiones.

La Secretaría de Riesgos indicó que la caída de ceniza no significa una “erupción inminente” del Cotopaxi. Ante esta situación, las autoridades han restringido el acceso al refugio y al propio volcán por motivos de seguridad.

La Dirección General de Aviación Civil (DGAC) dijo a través de un comunicado que las operaciones aéreas en el aeropuerto Mariscal Antonio José de Sucre de Quito "se desarrollan con normalidad" a pesar del material volcánico en la cabecera sur de la pista aérea.