CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Medio Oriente

Rebeldes sirios: este es el resultado de un millón de dólares en entrenamiento

Por Nick Paton

(CNN) — Así es como se ve un rebelde sirio luego de casi un millón de dólares en entrenamiento y equipo por parte de Estados Unidos.

Abu Iskander, el combatiente pro Estados Unidos —y ferozmente anti-régimen de Assad—, solo es uno de los 54 rebeldes moderados que han sido minuciosamente investigados, costosamente entrenados y equipados con nuevas armas elaboradas… a un costo de 41 millones de dólares.

Él y sus “compañeros de clase”, conocida como la Fuerza Nueva Siria, forman parte fundamental de los esfuerzos anti-ISIS de Estados Unidos. Sin embargo, aún no hay suficientes de ellos para preocupar a ISIS… por el momento.

Estados Unidos quiere que su plan de entrenamiento y equipamiento ayude a crear una fuerza moderada y bien disciplinada con el fin de contrarrestar a los islámicos radicales en el terreno y ayudar a las sociedades moderadas a encontrar puntos de apoyo en Siria, país que ha sido devastado por la guerra.

En la primera entrevista con un miembro de la Fuerza Nueva Siria, Abu Iskander le pidió a Estados Unidos que acelerara el plan, por lo que otros 70 rebeldes se graduarán muy pronto.

“Casi 17.000 hombres sirios quieren unirse, pero el entrenamiento es muy lento”, dijo Abu Iskander. “Necesitamos ser más rápidos… 30 días en vez de 45 días. Se necesitan más reclutas —por ejemplo, nuestro entrenamiento en Jordania incluyó a 85—debimos haber sido 500 allí y otros 500 en Turquía.

“Estamos agradecidos, pero debe hacerse más rápido”.

Armas sofisticadas, grandes riesgos

Al hablar a través de Skype desde el interior de Siria, él le permitió a CNN dar un vistazo exclusivo a las fotografías de los miembros de su equipo y a las extrañas y sofisticadas armas que les han sido suministradas por el programa estadounidense.

Al menos cinco de los graduados de la Fuerza Nueva Siria fueron capturados recientemente por al Nusra, afiliada de al-Qaeda, tras enfrentamientos dentro de Siria, dando lugar a que los críticos califiquen el programa como insostenible.

Los rebeldes —se desconoce cuántos— fueron detenidos apenas unos días después de que el equipo entrara en Siria después de su entrenamiento.

Abu Iskander dijo que su unidad más pequeña y otros rebeldes aliados resistieron a un grupo de 300 combatientes de al Nusra.

El incidente hizo que solo 40 miembros del grupo se mantuvieran juntos, mientras que otros se dispersaron dentro de Siria. Algunos de los detenidos ya han sido liberados por al Nusra.

Inteligencia del frente

A pesar de la captura de sus colegas, el entusiasmo de Abu Iskander para luchar contra ISIS y por el programa estadounidense sigue intacto.

“El programa de entrenamiento fue un sueño”, dijo. “Desde que inició nuestra revolución exigimos que el Ejército Sirio Libre fuera equipado. No somos sectarios, queremos equipar al ejército y fortalecerlo para poner fin a estos poderes oscuros… a ISIS y sus aliados”.

Abu Iskander dice que gran parte de su trabajo consiste en brindar orientación para los ataques aéreos de Estados Unidos, explicando cómo sus contactos estadounidenses pueden rastrear sus movimientos utilizando dispositivos GPS en la muñeca y en su chaleco antibalas.

“Me voy al frente de batalla contra ISIS y doy ubicaciones para que los aviones de guerra bombardeen”, dijo. “Hemos desarrollado dispositivos de comunicación mediante satélites que pueden dirigir los ataques desde cualquier lugar al frente, ya sea que lo podamos ver o no.

“Hay vuelos diarios con drones y mientras hablo con ustedes estos están en el aire. Hablo con los estadounidenses cada hora, un total de cuatro horas al día”.

Enfrentemos a Assad

El enfoque del programa de Estados Unidos es la lucha contra ISIS y muchos rebeldes se han quejado públicamente que no desean soportar el largo proceso de investigación de antecedentes, si no pueden atacar al adversario principal de la revolución siria, el régimen de Assad.

Sin embargo, Abu Iskander tiene claro que él y sus hombres lucharán contra el régimen, haciendo una solicitud —lo cual se escucha con frecuencia entre los rebeldes— para que exista una zona de exclusión aérea al norte de Siria.

“La segunda norma en el proyecto de entrenamiento es luchar contra quien nos ataque”, dijo. “El régimen de Assad nos está atacando. Controlaremos nuevas áreas de ISIS y vamos a tener que enfrentar a Assad, ¿acaso deberíamos quedarnos sentados sin luchar contra Assad?

“Existe una zona de exclusión aérea en Siria, entonces no huiremos a Europa [como refugiados], sino que nos quedaremos en nuestras casas. No queremos llorar [como víctimas] en sus pantallas de televisión, en lugar de eso queremos que el régimen de Assad sea detenido”.

El coronel, Patrick Ryder, portavoz del Comando Central del Ejército de Estados Unidos, CENTCOM, se negó a confirmar si Abu Iskander era miembro de las Fuerzas Nuevas Sirias “como un asunto de política“.

“La Coalición no permanece en contacto con los nuevos elementos de la Fuerza Nueva Siria que se han graduado del programa, quienes han expresado su afán por continuar su lucha contra ISIS”, dijo, y agregó que se les estaba brindando “apoyo defensivo con fuego de artillería para protegerlos”.