(CNN) – Imágenes satelitales y análisis dados a conocer por una agencia de la ONU mostraron que el Templo de Bel en la histórica ciudad siria de Palmira fue destruido.

El director de UNOSTAT, Einar Bjorgo, dijo que él puede "confirmar la destrucción del edificio principal del Templo de Bel así como una línea de columnas en sus cercanías".

Durante casi 2,000 años —de vuelta a los días en que Cristo caminó sobre la tierra— el Templo de Bel había sido el centro de la vida religiosa en la ciudad siria de Palmira.

Pero ahora, el templo de más importancia histórica en Palmira, ha sido destruido por ISIS.

ISIS es conocido no solo por sus ejecuciones brutales, sino por su odio hacia las reliquias, que considera símbolos de idolatría.

Recientemente, el grupo ejecutó a Khaled al Asad, un hombre de 82 años que dedicó su vida a la preservación de antigüedades en Palmira, porque se rehusó a revelar dónde se encuentran escondidas algunas reliquias invaluables.

Ahora ISIS arremetió contra el Templo de Bel.

El templo del siglo I era uno de los más grandes y mejor conservados de la región y representa un punto de encuentro entre la arquitectura clásica y oriental, agregó.

ISIS se apoderó de la ciudad —Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO— en mayo.

Los militantes destruyeron dos santuarios musulmanes y publicaron fotos de la destrucción en Facebook, dijo que el gobierno sirio.