CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Un koala suertudo es arrollado por un auto y logra sobrevivir

Por Georgia McCafferty

(CNN) — Un koala apodado “Bear Grylls” va a ser devuelto a la naturaleza en el sur de Australia luego de haber sobrevivido milagrosamente después de ser golpeado por un auto que circulaba por una autopista.

Nombrado en honor al aventurero y estrella de la televisión británica, Michael “Bear” Grylls, el koala acabó metido en la parrilla del coche sin sufrir daños y permaneció atascado allí durante el viaje de diez o quince minutos hasta que la conductora volvió a casa.

Rendida y afectada

La agente inmobiliaria Loren Davis, conductora del auto, dijo que conducía por la noche, al límite de velocidad de 100 kilómetros (62 millas) por hora, en una carretera australiana sin iluminación cerca de Adelaida antes de toparse con el koala.

Koala 2

“Bear Grylls” se acomodó en un equipo para hacer ejercicio antes de ser rescatado.

“Cuando lo vi, me dispuse a cambiar de carril, pero había un auto en el otro carril por lo que di un frenazo, pero venía un auto detrás de mí que casi me golpea por detrás”, recuerda Davis.

“El auto por poco se estrella atrás de mí y, en esa fracción de segundo, no tuve más remedio que golpear al koala”.

Davis dijo que entonces se detuvo a un lado de la carretera pero no quería salir del auto pues iba sola, estaba oscuro y era peligroso estar en el arcén de una carretera sin iluminación. Comprobó por la ventanilla y como no podía ver ningún rastro del koala, continuó conduciendo de diez a quince minutos hacia casa sintiéndose “un poco rendida y afectada”.

“Una vez que llegué a casa, entré en el garaje, encendí la luz del lugar para ver el daño que había sufrido mi auto y vi al koala sentado en la parrilla”, dijo.

“Corrí hacia adentro, mi prometido y mi hijastro estaban allí y yo estaba un poco afectada”. Pensé que el koala había muerto, pero mi prometido salió corriendo del garaje gritando: “¡está vivo!”

El gran sobreviviente

Koala 3

Davis llamó a un servicio local de rescate de koalas y después de descubrir que tardarían más de una hora en llegar allí, trató de hacer que el koala estuviera cómodo.

El trabajador del rescate local de koalas, Don Bigham, verifica si “Bear Grylls” tiene alguna lesión.

“Él miraba a su alrededor, movía su cabeza y su brazo. No estaba llorando y tampoco hacía ningún tipo de sonido, pero si nos acercábamos a él, gruñía. No nos dejaba acercarnos a él”, dijo.

“Tuvimos que esperar un rato, él parecía incómodo y yo estaba afectada por el hecho de que él hubiera estado en la parte delantera de mi auto mientras yo conducía, por lo que puse unas mantas, toallas y cosas debajo de la cabeza y los brazos de la koala, pensando al menos podía descansar un poco”.

El koala, que tenía algunos rasguños pero por lo demás parecía ileso, logró utilizar las mantas para tirar de sí mismo y zafarse de la parrilla. Entonces Davis retrocedió el auto y cerró el garaje para que el koala estuviera a salvo, y el koala se acomodó en una máquina para hacer ejercicios que estaba en el garaje hasta que llegó el servicio de rescate.

Se necesitaron dos hombres y un poco de trabajo pesado de lucha libre tipo koala para asegurarse de estabilizar al animal, pero “Bear Grylls” finalmente fue rescatado y llevado al centro local de koalas, donde comprobaron que no tuviera lesiones.

El koala, que sobrevivió ileso a su viaje en la parrilla, será puesto en libertad de nuevo en el bosque australiano.

Él milagrosamente sobrevivió con solo unos cuantos rasguños y ha sido etiquetado electrónicamente antes de ponerlo en libertad nuevamente en el bosque australiano.

“Mike, mi prometido, fue a verlo esta mañana y él estaba corriendo en el patio trasero del centro de rescate de koalas y parecía estar bien”, añadió Davis.

“Ellos lo liberarán mañana en la naturaleza a las 2:30 p.m. y estaremos allí para ver cómo lo liberan y asegurarnos de que esté bien”.