Los republicanos en EE.UU. ni siquiera saben que Teherán es la capital de Irán, según el presidente iraní, Hassan Rouhani.

(CNN) - Los candidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos, quienes están atacando el acuerdo nuclear con Irán, difícilmente pudieron encontrar el país en un mapa o saber que Teherán es la capital, según el presidente iraní, Hassan Rouhani, le dijo a Christiane Amanpour el domingo.

"En ocasiones cuando tenía tiempo, parte de ello era transmitido en directo y lo veía... una parte era bastante cómica. Fue algo muy extraño, las cosas de las que hablaban", dijo a través de un intérprete.

"Algunos de ellos ni siquiera sabían dónde estaba Teherán en relación con Irán. Algunos de ellos no sabían dónde estaba Irán geográficamente y no sabían distinguir que uno es la capital del otro".

"Por lo tanto, lo que ellos hablaban realmente estaba bastante lejos de la verdad. Así que el pueblo de Irán lo estaba viendo como una forma de entretenimiento, por así decirlo, y le pareció ridículo".

El Congreso de Estados Unidos fracasó en la implementación de un acuerdo entre Irán y seis potencias mundiales que negocia restricciones sobre el programa nuclear de Irán para eliminar muchas sanciones que se le han impuesto al país.

Sin embargo, los candidatos republicanos a la presidencia se han comprometido a ponerle fin al acuerdo si este es aprobado.

"Voy a hacer trizas este catastrófico acuerdo nuclear iraní", dijo Ted Cruz en un reciente debate de CNN.

El presidente de Irán sugiere intercambiar prisioneros con Estados Unidos

Si Estados Unidos hace eso, dijo Rouhani, destruiría la credibilidad del país en el extranjero, e Irán cumpliría su compromiso con el acuerdo.

"¿Acaso un gobierno puede convertirse en un signatario de un acuerdo internacional y luego el gobierno posterior hacerlo pedazos? Esto es algo que solo las personas como Saddam Hussein harían", dijo.

"Saddam Hussein, antes de atacar a Irán en 1980, firmó un acuerdo con Irán que después él mismo hizo pedazos y atacó a Irán".

"Por lo tanto, cualquier gobierno que sustituya al actual gobierno debe mantenerse obligado con los compromisos adquiridos por la administración anterior; de lo contrario, ese gobierno, todo ese país, perderá la confianza internacional y ya no tendrá el tipo de confianza necesaria para operar en el ámbito internacional".

"Así que, por último, creo que la mayoría de estos son consignas políticas, en el mejor de los casos".