(CNNMoney)– Si los rumores son ciertos, Apple empezará a vender un auto eléctrico en algún momento en 2019.

Eso es dentro de siglos en términos de tecnología... es mucho lo que puede ocurrir entre ahora y entonces. Sin embargo, un grupo de analistas de Wall Street ya está prediciendo lo que un iCar podría significar para el balance de Apple.

Sundeep Bajikar y un equipo de analistas de Jefferies publicaron un informe esta semana en el que indicaban que Apple probablemente venderá 200.000 autos que costarán 55.000 dólares en promedio, lo que añadiría 11.000 millones de dólares en ingresos y 1.600 millones de dólares en ganancias en 2019.

Sorprendentemente, para una compañía tan grande como Apple, eso representaría solo una pequeña fracción. Se espera que Apple acumule 244.000 millones de dólares en ventas en 2019, además de casi 54.000 millones de dólares en ganancias.

Así que si Jefferies está en lo correcto, el iCar solo añadiría más o menos 3 dólares al precio de las acciones de Apple en 2019, algo que "probablemente no es una cantidad suficiente como para que los inversionistas se emocionen", señalaron los analistas de Jefferies.

La tecnología que podría estar incluida en el Apple Car podría ser un gran avance frente a los autos de hoy en día.

Eso no quiere decir que los analistas criticaran el auto eléctrico de Apple; en realidad, ocurrió lo contrario. Ellos dijeron que la industria automotriz está "lista para ser alterada" y que "Apple está bien posicionada" como para tener un impacto en el ámbito de los autos eléctricos. Y como Apple acostumbra a hacer, un iCar podría ayudar a cambiar el enfoque de la industria de la electrónica de consumo a los automóviles, al crear una flota de autos eléctricos o incluso autónomos en la próxima década.

Aun así, Apple tiene un posible problema con el iPhone a largo plazo que el auto probablemente no abordará de manera inmediata. El iPhone conforma más o menos tres cuartos de la ganancia operativa de Apple, y esa cifra ha estado creciendo todos los años. A medida que mengua la demanda del iPad y el interés en el Apple Watch parece limitado —al menos por ahora— Apple no ha podido crear otro producto exitoso que le quite un poco de carga al iPhone.

En otras palabras, Apple está tomando un gran riesgo al ser tan dependiente del iPhone.

"Un auto ofrecería la diversificación tan necesaria para desenfocarse del iPhone, pero las contribuciones de ingresos por acción a partir del auto podrían no llegar a ser significativas antes de que el iPhone se desacelere", dijeron los analistas.

El hecho de que el iCar posiblemente sea lanzado en 2019 podría parecer optimista. Pero debido al riesgo del iPhone, aunado a la ventaja de Tesla y Google en el ámbito del auto eléctrico y autónomo, Apple tiene que moverse.