Muchas tribus en California condenaron la canonización de Junípero Serra, al afirmar que las misiones católicas mataron a muchos nativos americanos.

(CNN) - Mientras estuvo en Washington, el papa Francisco canonizó a un misionero español que está enterrado en una misión en California. Durante el fin de semana, la estatua del nuevo santo fue destrozada.

El personal de la basílica Misión de Carmel encontró que la estatua de San Junípero Serra que se encontraba en el patio había sido derribada y estaba salpicada de pintura. La policía está investigando el hecho, dijo la basílica en su página de Facebook.

"Al parecer, una o varias personas entraron, rociaron pintura y derribaron la estatua de San Serra que se encontraba en el patio y otras estatuas históricas que estaban en exhibición", decía la publicación.

Otras partes de la misión cerca de la bahía de Monterrey también fueron destrozadas, entre ellas lápidas y otras estatuas, dijo la policía a KSWB, afiliada de CNN.

En cuestión de horas luego de haber informado sobre el vandalismo, aparecieron voluntarios para limpiar el desorden, dijo la basílica.

La policía dijo a KSBW que solo las lápidas de europeos fueron dañadas, no así las de los nativos americanos que están enterrados en la basílica. Pero ellos no han nombrado a ningún sospechoso en el caso.

Controversia entre los nativos americanos

La canonización, la primera que ocurre en suelo de EE.UU, fue en un punto culminante de la visita del papa a Estados Unidos para muchos fieles latinos. Pero San Serra es controvertido con muchos nativos americanos en California.

Serra llegó a California hace casi 250 años.

"Junípero Serra dejó su tierra natal y su forma de vida", dijo Francisco en su sermón durante la misa de canonización en la Universidad Católica en Washington. "A él lo emocionaba el hecho de abrir caminos, conocer a muchas personas, aprender y valorar sus costumbres y formas de vida en particular".

Dijo que Serra defendió la dignidad de los nativos americanos.

Eso indignó a algunas personas que están en desacuerdo.

"Estamos atónitos y no lo podemos creer", dijo Valentín López, de 63 años de edad, presidente de la Banda Tribal Amah Mutsun ubicada a lo largo de la bahía de Monterrey en California.

"No había un estilo de vida de Jesucristo en las misiones", dijo López, quien ha hecho campaña contra la canonización de Serra.

Muchas tribus en California condenaron la canonización, al afirmar que las misiones católicas mataron a muchos nativos americanos en épocas tempranas y pisotearon su dignidad.