CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Medio Oriente

Misiles lanzados por Rusia contra blancos en Siria se estrellan en Irán

Por Barbara Starr

WASHINGTON (CNN) –Varios misiles crucero lanzados desde un barco ruso y dirigidos a objetivos en Siria han impactado en Irán, le dijeron dos oficiales estadounidenses a CNN.

El monitoreo de los recursos militares e inteligencia estadounidense ha llegado a la conclusión de que al menos cuatro misiles se estrellaron mientras volaban sobre Irán. Un oficial dijo que podría haber víctimas, pero otro oficial dijo que esto todavía no se sabe.

No está claro dónde tocaron tierra los misiles en Irán. Los barcos rusos han sido posicionados al sur del Caspio, lo que significa que la ruta de vuelo probable de los misiles hacia Siria atravesaría tanto Irán como Iraq.

Los rusos han estado disparando un nuevo misil crucero llamado “Kalibr”, el cual han usado por primera vez en combate.

Sin embargo, la agencia semioficial de noticias de Irán, FARS, dijo que ninguna autoridad rusa o iraní ha confirmado la información de los oficiales estadounidenses hasta el momento.

El miércoles, el ministro de defensa ruso, Serguei Shoigú, le dijo al presidente Vladímir Putin en la televisión rusa que los 26 misiles lanzados desde cuatro barcos de misiles impactaron sus objetivos, sin que alcanzaran complejos civiles. Putin entonces lo felicitó por el desempeño de las armas.

Sin embargo, no queda claro si Shoigú se estaba refiriendo a los mismos misiles a los que se referían los oficiales estadounidenses, ya que los oficiales pudieron haberse estado refiriendo a unos que lanzaron después de la aparición en televisión.

La evaluación vino cuando el secretario de defensa, Ashton Carter, advirtió el jueves en el cuartel general de la OTAN en Bruselas que Rusia podría sufrir bajas “en los próximos días” en la medida en que su participación militar en Siria se profundiza.

El jueves, Carter también apuntó hacia Moscú de manera retórica, acusando a Rusia de una “conducta cada vez menos profesional” después de que un caza de reacción ruso violara el espacio aéreo turco anteriormente esta semana y después de que Rusia lanzara misiles hacia Siria desde el mar Caspio “sin advertencia”.

Mientras tanto, Carter nuevamente destacó la necesidad de un acuerdo respecto a “procedimientos profesionales de seguridad” para evitar accidentes en los cielos sirios entre las misiones de combate lideradas por Rusia y las lideradas por Estados Unidos, las cuales se dirigen a ISIS, y subrayó que Estados Unidos no cooperará militarmente a un nivel estratégico con Rusia.

“No hemos acordado cooperar con Rusia ni lo haremos mientras que ellos continúen en busca de esta estrategia equivocada”, dijo él anteriormente esta semana. “Nuestra esperanza sigue siendo que Rusia verá que amarrarse a un barco que se hunde es una estrategia perdedora porque Rusia tiene la oportunidad de cambiar el curso y hacer lo correcto. No sé si ellos lo harán”.

Anteriormente en su viaje, en Roma, Carter describió una estrategia rusa “con fallos trágicos” en Siria, en donde las acciones militares rusas aparecen dirigidas, cada vez más, a reafirmar el régimen del presidente Bashar al-Assad de Siria en su lucha contra las fuerzas rebeldes, y menos combatiendo a ISIS.

Los oficiales militares estadounidenses y rusos todavía tienen que establecer un canal de comunicación confiable para evitar accidentes potencialmente trágicos entre las fuerzas dirigidas por Rusia y las dirigidas por Estados Unidos que operan en el espacio aéreo sirio.

Por separado, un oficial de defensa estadounidense le dijo a CNN que se han dado al menos dos incidentes en los cuales los cazas de reacción rusos volaron muy cerca de los drones estadounidenses. No se cree que el primer incidente haya sido deliberado. Sin embargo, la evaluación estadounidense es que el segundo encuentro fue un intento deliberado de seguir de cerca a un avión no tripulado.

A diferencia de los recientes encuentros con cazas de reacción tripulados de Estados Unidos, los ‘drones’ no se dieron la vuelta puesto que no habían pilotos en riesgo.

Matthew Chance y Sara Mazloumsaki contribuyeron con este reporte.