La NASA está trabajando en programas que podrían detener o redirigir asteroides peligrosos desde la Tierra.

(CNN) - Buenas noticias terrícolas, sobrevivimos a la "potencial" colisión de un asteroide.

La NASA emitió otra declaración la semana pasada respecto a que el asteroide 86666 (2000 FL 10) iba a pasar de manera segura cerca de la Tierra el sábado, en busca de acallar lo que, entre algunas personas, se había convertido en pánico por el día del Juicio Final.

Esto "no representa amenaza alguna" tuiteó el programa NEO (objetos cercanos a la Tierra) de la agencia espacial, y dijo que el asteroide evitaría a nuestro planeta por un poco más de 24 millones de kilómetros.

Para efectos de comparación, la luna está aproximadamente a un poco más de 238.000 kilómetros de la Tierra. En su punto más cercano, Venus está a un poco más de 40 millones de kilómetros de distancia de nuestro planeta.

Se estima que la longitud del asteroide es de 2,6 kilómetros (1.5 millas), de acuerdo con el Programa de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA.

Esta es la segunda vez en las últimas semanas en que la Tierra obstinadamente se negó a dejar de existir; las ominosas especulaciones que rodeaban el eclipse lunar de la "luna de sangre" del 27 y 28 de septiembre tampoco resultaron acertadas.

En agosto, la NASA emitió un comunicado que indicaba claramente que no habría ninguna amenaza después de que las teorías de que un gran asteroide podría chocar con la Tierra se volvieron virales.

"No existe ninguna base científica –ni una pizca de evidencia– de que un asteroide o cualquier otro objeto celeste impactará la Tierra" en las fechas de los rumores, dijo Paul Chodas, gerente de la oficina de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, en agosto. La oficina de la agencia está ubicada en el Laboratorio de Propulsión a chorro en Pasadena, California.

Eso no significa que la NASA no haya fallado en identificar objetos cercanos a la Tierra en el pasado. En febrero de 2013, un meteorito atravesó el cielo de la región de los montes Urales de Rusia y explotó.

La agencia espacial dijo que el meteorito era un pequeño asteroide y que su explosión fue el equivalente a 300.000 toneladas de TNT, lo que causó que se quebraran los vidrios en edificios y que aproximadamente 1.000 personas sufrieran heridas, la mayoría en la ciudad de Cheliábinsk, según las autoridades rusas.

Sin embargo, las probabilidades de ser golpeado por un asteroide son minúsculas. De hecho, existe la posibilidad de un 0,01 por ciento de que un objeto potencialmente peligroso impacte la Tierra en los próximos 100 años.

Tú tienes una mayor probabilidad de ser alcanzado por un rayo que la Tierra de ser golpeada por un gran asteroide en el transcurso de toda tu vida.

La oficina de la NASA de Objetos Cercanos a la Tierra, así como cientos de astrónomos y científicos de todo ese mundo están monitoreando constantemente los cielos, y están atentos a los asteroides que podrían amenazar a nuestro planeta.

Incluso hay un día dedicado a mejorar la detección y seguimiento de asteroides.

La NASA también está trabajando en programas que podrían detener o redirigir asteroides peligrosos desde la Tierra.