Los 47 dientes, que se estima tienen entre 80.000 y 120.000 años de antigüedad, fueron encontrados en una cueva en la provincia china de Hunan.

(CNN) - Científicos en el sur de China han descubierto dientes humanos que datan de, al menos, entre 80.000 y 20.000 años antes de cuando se cree que los humanos modernos abandonaron África para migrar alrededor del mundo.

Los 47 dientes fueron encontrados en una cueva en Daoxian, en la provincia china de Hunan y, hasta el momento, son la prueba más sólida, de que los primeros humanos modernos migraron de África hacia Asia desde hace 80.000 a 120.000 años, según un estudio publicado en la revista Nature.

"Esto es estupendo, es de las grandes ligas", le dijo Michael Petraglia –un arqueólogo de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, quien no estuvo involucrado en el estudio– a Nature. "Es uno de los descubrimientos más importantes que viene desde Asia en la última década".

Salida de África

La ampliamente aceptada teoría de la migración humana moderna, que se conoce como: "Out of Africa", está basada en evidencia científica disponible que indica que los humanos modernos se originaron en África y llevaron a cabo su primera exitosa ola migratoria hacia el resto del mundo entre 50.000 y 70.000 años atrás.

Estos dientes desafían tal teoría, tanto en términos del tiempo de la primera migración desde África como de si un grupo de humanos modernos evolucionaron por separado en Asia.

Uno de los principales investigadores, Liu Wu, en un viaje de excavación de la cueva Daoxian en el 2014.

"Los fósiles revelan que hace 80.000 años, el primer humano moderno apareció en alguna parte en el sur de China", dijo Liu Wu, uno de los principales investigadores del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados (IVPP, por sus siglas en inglés). "Creemos que el sur de China fue probablemente un área central para la evolución moderna".

Liu le dijo a CNN que a pesar de que la investigación aún no ha explorado de dónde provienen las personas de Daoxian –y si ellos eran originarios de África o de China–, él se inclinaba a creer que evolucionaron de ancestros humanos locales, lo que sugiere que la evolución humana "no sucedió de una sola vez".

María Martinón-Torres, una investigadora del University College London, y una de las colíderes del estudio, dijo que los nuevos descubrimientos abren un abanico de preguntas a ser respondidas.

"¿Qué significa esto? ¿Cuál es el origen de esta población (de personas en China)? ¿Y cuál fue su destino?", preguntó. "Ahora, algunas personas realmente ahora tienen que reconsiderar los modelos. Quizás no existe solo una (migración) desde África, (talvez) hay muchas otras desde África".

"Además, también tenemos que entender qué sucedió en Asia", agregó. "Estas poblaciones, ¿realmente evolucionaron en un tiempo fuera de África?"

La investigación también aumenta las preguntas acerca de cómo y por qué los humanos modernos llegaron a Asia, mucho antes que a Europa, en donde los restos de los humanos modernos encontrados hasta el momento, tienen alrededor de 45.000 años de antigüedad.

Liu dijo que el grupo de investigadores planifica extraer muestras de ADN de los dientes que arrojen más luz acerca de los orígenes de la población de Daoxian.

Restos humanos dejados por depredadores

Los dientes fueron encontrados en un sistema de cuevas, junto con restos de mamíferos, entre ellos un panda gigante ya extinto y otras especies animales. No fueron descubiertas herramientas hechas de piedra, lo que lleva a los principales investigadores a creer que los humanos nunca vivieron en la cueva y que los dientes encontrados fueron dejados ahí por depredadores.

El grupo de investigación espera hacer pruebas de ADN con los dientes para determinar el origen de la población de Daoxian.

"Los dientes son básicamente iguales a los tuyos o los míos", dijo Liu.

Los dientes eran tan antiguos que no pudieron ser probados mediante la datación por carbono, por lo que los científicos tuvieron que datar los depósitos de calcita de los alrededores y los restos humanos en la cueva para estimar su antigüedad.

"En realidad se ven modernos, pero son muy antiguos", dijo Martinón-Torres respecto a los dientes. "Y también son muy antiguos, sobre todo cuando se tiene en cuenta que se encontraron en China".

La frontera arqueológica de Asia

Los dientes antiguos son uno entre un montón de descubrimientos arqueológicos recientes en Asia, los cuales incluyen un fósil de dinosaurio con plumas en China, una mandíbula humana prehistórica fosilizada en Taiwán y un esqueleto de dinosaurio de 15,24 metros descubierto por campesinos chinos.

Martinón-Torres cree que esta es solo la punta del iceberg.

"Creo que Asia es una tierra desconocida", dijo. "Las muestras son increíbles, son salvajes, son variables y creo que en los próximos años vamos a tener sorpresas, ya que tienen mucho que decir no solamente acerca de un estudio asiático sino acerca de las principales historias de las que hemos estado hablando (con respecto a) la evolución humana".