CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Clima

El calor del Golfo Pérsico: ¿demasiado para sobrevivir aquí en el 2100?

Por Brandon Miller

(CNN)– Con frecuencia oímos hablar sobre los futuros peligros que el cambio climático causado por el hombre podría representar, pero pocos pintan una perspectiva tan desalentadora como la que se presenta en un nuevo estudio publicado esta semana.

El estudio, de autores de la Universidad Loyola Marymount y del Instituto Tecnológico de Massachusetts, ofrece una dura evaluación: el cambio climático podría hacer que las ciudades grandes de una parte importante del Medio Oriente, la región del Golfo Pérsico rica en petróleo, sean inadecuadas para la supervivencia humana.

Quedarían literalmente inhabitables.

No porque los glaciares se estén derritiendo y estén aumentando el nivel del mar o porque las tormentas estén siendo más fuertes o frecuentes. Estas se tornarán inhabitables simplemente porque se están volviendo demasiado calientes durante el verano.

Tiene sentido que conforme las temperaturas globales continúan aumentando como resultado de las emisiones de gases de efecto invernadero por los humanos (y se acercan aún más a los tan importantes 2 grados Celsius de calentamiento), las áreas como el Golfo Pérsico, las cuales ya experimentan algunas de las temperaturas más extremas sobre la Tierra, podrían ser las primeras en alcanzar un nivel donde los humanos no podrían sobrevivir más.

Eso deja a una región que depende en gran medida de la extracción de combustibles fósiles para su prosperidad económica, posiblemente inhabitable debido a su uso.

Sudando… o no

“No es el calor, es la humedad”.

Todos hemos escuchado esta declaración, como residente de Georgia, puedo dar fe de su veracidad. Es especialmente válida cuando afecta la habilidad del cuerpo humano para lidiar con el estrés del calor.

Nuestros cuerpos reaccionan ante el calor produciendo sudor, el cual después se evapora y enfría nuestra piel en un proceso conocido como el enfriamiento por evaporación. Sin embargo, conforme la temperatura y la humedad en el aire aumenta, ese proceso se vuelve cada vez menos efectivo. Puede alcanzar un punto en el cual un cuerpo ya no se enfría más.

El estudio evaluó la “temperatura de bulbo húmedo”, un valor que combina la temperatura del aire y la humedad. La temperatura del bulbo húmedo siempre es menor a la verdadera temperatura del aire, a menos que el aire esté 100% saturado; el aire más seco tiene una temperatura del bulbo húmedo más baja comparada con la temperatura del aire.

Los científicos en el estudio corrieron modelos de computadora para ver cómo este valor cambia con el tiempo con el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero.

El modelo fue capaz a más fina escala la geografía que conforma el Medio Oriente -desiertos muy cálidos y secos que se reúnen con las costas del Golfo, más húmedas y templadas-.

Esto permitió a los científicos la posibilidad de ver cómo el verano las condiciones en las ciudades individuales, como Dubai y Abu Dhabi, cambiarán para el año 2100.

Una predicción sombría para 2100, pero también algo de esperanza

En las condiciones actuales, la temperatura de bulbo húmedo solamente excede 31 ° C (88 ° F) en los días más extremos de verano y nunca llega a 35 ° C (95 ° F), un valor que se considera que es letal, incluso para el más apto de los humanos. En 2100, sin embargo, muchas regiones del Golfo Pérsico, como Dubai, verán como este valor llega a 31 ° C en un día promedio verano y los días más extremas podrían exceder el valor letal de 35 ° C.

En los lugares más secos, como la ciudad de Kuwait, se prevé que la temperatura real del aire para rematar un sorprendente 60 ° C (140 ° F), aunque el aire seco se mantendrá la temperatura de bulbo húmedo dentro de los límites de supervivencia (bueno, es un calor seco!).

No todo es pesimismo en el estudio, sin embargo.

El mismo modelo se llevó a cabo utilizando un “escenario de mitigación” presentado en el reciente informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático en 2013, que incluye recortes significativos en las emisiones de carbono en el futuro. En este escenario las temperaturas, mientras que aún más caliente que hoy, nunca llegan a niveles mortales en 2100.

Qué escenario se pudo determinar en gran medida en diciembre, cuando los líderes mundiales se reúnen en París para COP21 para tratar de llegar a un acuerdo para reducir las emisiones de combustibles fósiles, y potencialmente permitir la civilización humana para continuar en la región donde empezó primero.