CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

China desafía a Airbus y Boeing con un avión de pasajeros de fabricación local

Por Steven Jiang

(CNN) — En medio de mucha fanfarria en la televisión nacional en vivo, el lunes China sacó su primer gran avión de pasajeros de la línea de producción de Shanghái, comprometiéndose a desafiar el dominio de Airbus y Boeing en el mercado mundial de la aviación comercial.

En la ceremonia, un brillante C919 —el cual lucía un fuselaje en su mayoría blanco, con una franja ondulada azul y una cola verde— fue remolcado debajo de una pancarta con la frase “un sueño despega” y fue llevado más allá de una enorme bandera nacional china.

El C919 —un avión bimotor de fuselaje estrecho con capacidad para 174 personas— es similar en tamaño a los aviones series Airbus 320 y Boeing 737, los cuales desde hace mucho tiempo son los más confiables de las compañías aéreas de todo el mundo.

Con un rango de vuelo de hasta 5.555 kilómetros (3.451 millas), está diseñado para competir frente a frente con sus rivales Airbus y Boeing y, según afirmaron, podrá cubrir fácilmente las rutas comerciales y de ocio más populares de China, como de Shanghái a Singapur y de Beijing a Bangkok.

Lanzado en el 2008, el proyecto C919 marca el regreso de China al negocio de fabricación de grandes aviones de pasajeros, después de un intento fallido en la década de 1980.

¿Fabricado localmente?

Aunque para el vuelo inaugural del C919 aún falta al menos un año, su fabricante —la empresa estatal Corporación de Aeronaves Comerciales de China (COMAC, por sus siglas en inglés)— ya ha dado a conocer sus planes futuros de crear otro avión de pasajeros de fuselaje ancho.

El gobierno comunista también quiere utilizar el C919 como un trampolín para desarrollar una industria de aviación en todo el país, la cual contaría con la participación de más de 200 empresas, 36 universidades y cientos de miles de empleados para el desarrollo del avión.

Los medios estatales están promocionando las “tecnologías avanzadas” que se utilizaron en todo el avión, desde nueva aviónica hasta un fuselaje parcialmente hecho de materiales compuestos ligeros, como lo ha hecho Boeing en su 787 Dreamliner.

Sin embargo, algunos entusiastas de la aviación en China no están tan seguros sobre la afirmación hecha por los medios estatales en relación a que el C919 es un producto de “total propiedad intelectual china”.

Fuente: CNN

Fuente: CNN

Al compilar la información publicada, CNN pudo verificar un gráfico ampliamente compartido que indica que muchos de los componentes claves del C919 son fabricados en el extranjero, incluyendo los motores (por la empresa CFM International, la cual es fruto de una alianza comercial francés-estadounidense), sistemas de potencia y tren de aterrizaje (ambos fabricados por Honeywell, con sede en Estados Unidos).

Crecimiento explosivo

Algo que no se discute es el hambre de China por los nuevos aviones de pasajeros, a medida que su mercado de aviación continúa con su crecimiento explosivo.

Siendo ya el segundo mercado de viajes aéreos más grande del mundo después de Estados Unidos, China necesitará más de 6.300 aviones nuevos durante las próximas dos décadas, según un reciente pronóstico de Boeing.

C919 China 2

Airbus tiene una opinión alcista similar y desde el 2008 ha estado ensamblando sus populares aviones de la serie A320 en la ciudad de Tianjin, al norte de China.

Durante la reciente visita oficial del presidente Xi Jinping a Estados Unidos, China firmó un acuerdo con Boeing para la compra de 300 aviones por un valor de 38.000 millones de dólares a precios de catálogo.

Cuando la canciller alemana Angela Merkel visitó Beijing la semana pasada, China también anunció que compraría 130 aviones Airbus por un valor de 17.000 millones de dólares.

¿Acaso este es el fin del duopolio?

No es de extrañar que los medios estatales estén canalizando la confianza de Comac sobre el brillante futuro del C919.

La compañía espera vender 2.000 aviones en los próximos 20 años y algunos comentaristas chinos incluso previeron una lucha de tres bandos, A-B-C (Airbus-Boeing-Comac), por la cuota de mercado a largo plazo.

“El primer avión comercial de China fabricado localmente, el # C919, sale de la línea de producción”, tuiteó CCTVNEWS .

Hasta ahora, el C919 ha recibido 517 pedidos, la mayoría de aerolíneas chinas estatales y de empresas nacionales de arrendamiento de aeronaves.

El hecho que no cuenta con la certificación de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) es considerado como un obstáculo importante para las ventas internacionales.

Además, las reacciones en línea del público chino han sido variadas. Aunque muchos expresan orgullo y apoyo hacia un avión de pasajeros nativo, otros parecen escépticos sobre la seguridad de un avión totalmente fabricado en China.

Algunos usuarios de Internet han dejado en claro que se sentirán cómodos viajando en un C919 si es utilizado como el “Air Force One” de China.

Sin embargo, por ahora y en el futuro previsible, es casi seguro que el presidente Xi seguirá abordando un avión jumbo Boeing 747 configurado especialmente cuando viaje al extranjero.