CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

Accidente de avión ruso: no encuentran signos de impacto por explosivos en cuerpos

Por Catherine E. Shoichet

(CNN)— No se han encontrado signos de impacto por explosivos en los cuerpos recuperados tras la caída del vuelo 9268 de Metrojet sobre el Senaí, revelaron el martes medios rusos.

La agencia estatal rusa TASS reportó que expertos rusos y egipcios, durante una examinación preliminar, no encontraron en los cuerpos de las víctimas alguna señal de trauma relacionado con una explosión.

Investigadores todavía esperan que las cajas negras, transportadas a El Cairo, puedan proporcionar pruebas cruciales sobre la causa del accidente aéreo en el Sinaí.

El Ministerio egipcio de Aviación Civil dio a conocer una foto de las cajas el lunes después de que funcionarios de Egipto y Rusia las examinaron.

Funcionarios han dicho que las cajas están en buenas condiciones. El ministro de Transporte ruso, Maxim Sokolov, dijo que habían sufrido daños menores, según medios estatales.

¿Qué pueden conocer los investigadores a partir de ellas?

El registrador de datos de vuelo almacena una amplia gama de información sobre el vuelo, tales como la velocidad del aire, la altitud, el rendimiento del motor y las posiciones de ala.

La grabadora de voz de la cabina capta sonidos en la cabina de vuelo que pueden incluir conversaciones entre los pilotos y los ruidos de advertencia de la aeronave.

Un funcionario de Metrojet, operadora del vuelo, dijo el lunes que las cajas negras no habían sido leídas o decodificadas todavía.

“La probabilidad”, dijo Richard Quest, experto en aviación de CNN, “es que las cajas negras nos digan la causa de por qué este avión desaceleró de repente y tan rápido”.

Pero las cajas negras no son perfectas. En varios casos -como el accidente de 1996 del vuelo 800 de TWA o el accidente del vuelo 77 de American Airlines el 11 de septiembre de 2001- las autoridades esperaban encontrar pistas claves, pero solo para descubrieron que los datos en el interior habían sido dañados o las grabaciones se habían detenido de repente.

¿Quién va a leer e interpretar de lo que hay en las cajas negras?

Debido a que el avión se estrelló en Egipto, las autoridades locales son las que dirigen la investigación.

El presidente egipcio, Abdel Fattah el-Sisi prometió al presidente ruso, Vladimir Putin, que permitirá “la más amplia participación de expertos rusos en la investigación”, según el Kremlin.

Putin también ordenó al primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, abrir una investigación, dijo el Kremlin.

Investigadores de Aviación de Francia y Alemania, países donde se fabricó el avión, también están tomando parte.

Los motores de la aeronave fueron fabricados en Estados Unidos. Si los motores del avión se convierten en un foco de la investigación, el Consejo de Seguridad de Transporte Nacional de Estados Unidos probablemente envíe un equipo a Egipto, dijo un funcionario estadounidense con conocimiento de la investigación.

Jethro Mullen, Susannah Cullinane, Rachel Crane, René Marsh, Randi Kaye y John Berman contribuyeron con este reporte.