(Crédito: adriana_campos/Instagram)

(CNN Español) - La trágica muerte de la actriz colombiana Adriana Campos que falleció en un accidente de auto este martes en Antioquia, Colombia, conmocionó al mundo del espectáculo en ese país, así como a millones de usuarios que conocieron su historia a través de las redes.

Campos, de 36 años, y su novio Carlos Rincón fallecieron por las fracturas ocasionadas tras un accidente en auto en una carretera de Antioquia, Colombia, indican las necropsias. La actriz tenía un niño de un año.

LEE: Qué sabemos sobre la muerte de Adriana Campos

"Uno siempre se vuelve muy cercano con los actores con los que trabaja en el rodaje. Pero lo que pasó con Adriana fue que eso trascendió y permaneció por siempre", afirma Natalia Giraldo, actriz colombiana y amiga cercana de Campos, a quien conoció hace más de una década en el set de la telenovela Te voy a enseñar a querer.

Según la Seccional de Tránsito y Transporte de Antioquia, el vehículo perdió el control, se salió de la carretera y cayó al río Cauca. Aún no se han establecido las causas exactas del accidente. La actriz había participado en varias producciones de televisión en Colombia y México, en la serie 'Amo de casa' y las telenovelas 'Padres e hijos', 'Vecinos', 'El zorro', 'Decisiones' y 'El precio del silencio', así como en la película Gringo Wedding.

Campos y su novio estaban buscando un lugar para casarse.

"Teníamos una amistad profunda, ella me abría su corazón y estuvo presente en momentos muy difíciles de mi vida, entró en mi familia, en el corazón de mi hija", dice Giraldo y recuerda la última vez que habló con Campos.

"Este domingo estábamos en un almuerzo con Manuel Busquets (actor colombiano) y un grupo de amigos. Nos tomamos fotos y terminamos hablando de Adriana, entonces le enviamos las fotos. Me respondió muy contenta y me dijo que me quería mucho".

Campos nació el 27 de febrero de 1979 en Tolima, un departamento ubicado en el centro-occidente de Colombia, y siendo una adolescente se dirigió a Bogotá para dedicarse a la actuación. Fue entonces donde la conoció Alfonso Ortíz, actor colombiano y director de la academia de actuación Caja de Herramientas, a donde llegó Campos a prepararse.

"Llegó muy jovencita a mi academia, pero muy decidida a dedicar su vida a la actuación. Nos volvimos muy amigos y nos daba gusto encontrarnos en eventos años después de que ella salió de Caja de Herramientas. Nos volvimos a ver cuando ambos trabajamos en Amo de Casa y fue muy grato", recuerda Ortiz.

"El martes cuando recibí la noticia no lo podía creer. La vida es muy absurda. Pensé en su niña, en todo lo que le faltaba. Estoy muy dolido con su muerte", añade el actor.

Ese mismo día, cuando ocurrió el accidente, Natalia Giraldo estaba ensayando para su obra de teatro en su casa en Chía, al norte de Bogotá, cuando recibió una llamada de Busquets, con quien había almorzado el domingo.

"Caí sentada. Ella volvía a Bogotá el martes y habíamos hablado de vernos... queríamos ir a la peluquería", dice Giraldo. "Me duele su juventud y que ya había encontrado lo que tanto buscó, que era un hombre que la amara y la respetara y le pudiera dar un hogar a ese bebé".

Yolanda Rayo, una de sus amigas más cercanas, dice que Campos era una persona que sólo inspiraba paz y que a pesar de una recaída que tuvo, pudo levantarse ante las dificultades.

"Adri sólo inspiraba paz y gracias a Gero (su hijo) renació. Dios le dio la oportunidad de reencontrarse con el amor de su vida y así mismo se fue junto a él en este viaje de no retorno", añade Rayo

"Hoy no la puedo recordar. Ella para mí es todavía una persona presente, con su buen humor, su belleza y espontaneidad. Para mí siempre será una campana de cristal que suene en mi corazón", añade Natalia Giraldo.

"Adriana era muy trabajadora y creo que nunca pudo haberse imaginado lo que su muerte causó y las muestras de cariño que las personas le han manifestado. No quiero recordarla, la quiero tener presente como ha estado presente en tantos corazones en estos días".