(CNN Español)  - Francia amanece de luto. Han pasado dos días después de los ataques terroristas coordinados en varios puntos de la ciudad que dejaron un saldo de 129 muertos y más de 300 heridos.

Las manifestaciones de solidaridad con Francia han sido sobrecogedoras y los parisinos continúan llegando a los lugares donde sucedieron los ataques para dejar flores, ofrendas, poner velas y llorar a los que perdieron la vida en el baño de sangre que tiene conmocionado al mundo.

La Torre Eiffel, el sinónimo del glamour, el orgullo y la identidad de París, y otros puntos turísticos están cerrados y así permanecerán hasta nuevo aviso, después de los ataques terroristas que cimbraron a la 'Ciudad Luz'.

Los vuelos y las conexiones ferroviarias a París y el resto de Francia funcionan sin cambios, pero la presencia militar es notable, mucho más de lo habitual, en calles, monumentos, edificios públicos, puentes, aeropuertos, estaciones de trenes y autobuses de la capital.

El presidente Francois Hollande declaró el estado de emergencia nacional y tres días de duelo.

El presidente estadounidense Barack Obama se refirió a los ataques de París en el inicio de la Cumbre del G-20 en Turquía y prometió que renovará los esfuerzos de Estados Unidos contra ISIS.

"Los cielos se han oscurecido. La matanza de personas inocentes basada en una ideología retorcida es un ataque no sólo en Francia, no sólo en Turquía, es un ataque al mundo civilizado", dijo el mandatario durante una reunión con el presidente turco Recep Tayyip Erdögan.

"Expresamos nuestra solidaridad con (el pueblo francés) y apoyamos la búsqueda de los responsables de este crimen para llevarlos ante la justicia", dijo Obama y afirmó que él y Erdogan discutieron formas en las que reforzarán la frontera de Siria y diseñarán una estrategia para la crisis de refugiados.

"Redoblaremos nuestros esfuerzos, trabajando con otros miembros de la colación, para traer a Siria una transición pacífica para eliminar a ISIS como una fuerza que ha creado tanto dolor y sufrimiento en las personas de París", añadió.