CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Negocios

Qué significa para ti un alza en la tasa federal

Por Patrick Gillespie

(CNNMoney) — Estados Unidos, prepárate para tasas más altas.

Se espera que la Reserva Federal aumente su tasa de interés clave el miércoles por primera vez en casi una década.

Millones de estadounidenses se verán afectados conforme aumenten las tasas. Si tienes tarjeta de crédito o una cuenta de ahorros, una inversión en un plan 401 (k) o en los mercados, o quieres comprar una casa o un auto, ahora es el momento de prestar atención.

Las tasas de interés federales fueron reducidas a cero en diciembre del 2008 para estimular la economía e impulsar el mercado inmobiliario durante el momento más intenso de la Gran Recesión.

Un aumento de la tasa “será un testimonio… en cuanto hasta qué punto nuestra economía ha llegado a recuperarse de los efectos de la crisis financiera y la gran recesión”, dijo la presidenta del Sistema de Reserva Federal, Janet Yellen, en un discurso reciente.

Aun así, eso no cambiará la situación de la noche a la mañana. Se espera que las tasas aumenten a un ritmo lento y gradual.

Esto es lo que necesitas saber sobre cómo la acción del Sistema de Reserva Federal te afectará.

1. Compradores importantes: no se apresuren, las tasas siguen siendo bajas

Si estás en el mercado para comprar una casa o un auto, no tienes que apresurarte y hacerlo mañana. Pero es un buen momento para prestar atención y comenzar a prepararte para tomar grandes decisiones.

Las tasas de interés son bajas, pero se espera que poco a poco empiecen a aumentar el próximo año.

La Reserva Federal determina la tasa de referencia para la deuda a muy corto plazo. Sin embargo, también influye en las tasas de interés de las tarjetas de crédito, los préstamos para autos e incluso para deudas a largo plazo, como las hipotecas.

Ningún impacto sucederá de la noche a la mañana, dicen los expertos.

“Las tasas son muy bajas y no cambiarán mucho”, en el corto plazo, dice Dean Croushore, profesor de la Universidad de Richmond y anteriormente economista de la Reserva Federal.

Se espera que la primera medida que tome la Reserva Federal sea pequeña. En este momento, la Reserva Federal tiene un rango objetivo de 0-0,25%. Se espera que aumente a 0,25-0,50%… o en 25 puntos básicos. En el mundo de las tasas de interés, eso es muy pequeño.

Actualmente la tasa de interés promedio de una típica hipoteca a tasa fija por 30 años es de 3,9%.

Hace diez años las tasas hipotecarias eran de casi 6,3% y hace 20 años de 7,2%, según la Reserva Federal de St. Louis. Así que, sí, las tasas probablemente serán mayores dentro de un año, pero siguen siendo bajas en comparación con los promedios históricos.

2. Los ahorradores vislumbran una luz al final del túnel

Los ahorradores podrían no alegrarse de inmediato tampoco, pero hay esperanza para el futuro.

Si ahorraste dinero en tu cuenta de ahorros o tiene certificados de depósito, ganaste casi cero intereses en los últimos siete años. Eso empezará a cambiar en los próximos dos años, aunque sea lento. Los grandes bancos no ofrecerán de inmediato mayores tasas de interés para los depósitos de los ahorradores, dicen los expertos.

Aun así, el primer aumento de la Reserva Federal será un paso en la dirección correcta. Eso quiere decir que probablemente habrá más aumentos en el futuro cercano (en los próximos 1 a 2 años), y que a la larga significará mayores ingresos por intereses en tus depósitos. Resumen para los ahorradores: es una buena noticia, pero hay que tener paciencia.

3. La montaña rusa de los mercados de valores podría volverse más irregular ​

Si inviertes en absoluto en acciones y bonos —incluso si solo tienes un plan 401 (k)— un aumento en las tasas federales será importante para ti y tu cartera.

Podría provocar volatilidad en los mercados de acciones y bonos, los cuales ya están en una montaña rusa. Apenas la semana pasada, las acciones estadounidenses tuvieron su peor semana en meses.

Además, existen muchos otros factores que ya afectan a los inversionistas: la caída de los precios del petróleo, la continua disminución económica de China y las acciones de otros bancos centrales en todo el mundo.

La mayoría de los demás bancos, como el Banco Central Europeo, se está desplazando en la dirección contraria y recortando las tasas de interés. El Banco Central de China también recortó las tasas en octubre.

4. El dólar podría ganar frente a las monedas mundiales

La divergencia entre las tasas de interés en Estados Unidos frente a otros países se espera que dé lugar a que el dólar estadounidense se fortalezca.

Esa es una gran noticia para los viajeros del mundo, pero perjudicaría a todo tipo de compañías estadounidenses que venden productos en el exterior.

Además, algunos inversionistas están retirando su dinero de las inversiones mundiales y lo están trasladando a Estados Unidos… las tasas más altas hacen que los activos valorados en dólares sean más atractivos.

Otros se están saliendo de los mercados emergentes como Turquía y Brasil. Esos países a veces piden préstamos que tienen que ser pagados en dólares estadounidenses.

Una vez que se eleva el valor del dólar, los préstamos se vuelven más costosos y difíciles de pagar. Eso crea tensión financiera y puede conducir a incumplimiento y, en última instancia, perjudicar a la economía en general.

Ya ha sido un mal año para muchos países en desarrollo. El Índice de Mercados Emergentes MSCI, el cual captura el desempeño del mercado de valores, se ha reducido casi un 20% en lo que va del año.

Así que, debes estar listo para un proceso irregular en los mercados mundiales.

5. ¿Acaso la economía mundial puede volver a la normalidad?

Las acciones de la Reserva Federal tienen enormes implicaciones para la economía mundial.

Estados Unidos está vinculado más que nunca a los grandes actores de todo el mundo. La desaceleración de China ha perjudicado a otros mercados emergentes. Japón apenas está creciendo. Europa también está luchando con un bajo crecimiento económico. Ha sido un año difícil para los mercados emergentes en general.

En diferentes grados, todo eso afecta la economía estadounidense y la Reserva Federal.

La preocupación es que el aumento de tasas de la Reserva Federal puede causar un efecto “boomerang”: (1) la Reserva Federal aumenta las tasas, (2) eso afecta a otras economías aún más, y luego (3) los problemas económicos en los países en desarrollo con el tiempo afectan el comercio de Estados Unidos y el crecimiento económico.

El sector manufacturero de Estados Unidos ya se ha reducido como consecuencia de la debilidad de la economía mundial y la fortaleza del dólar estadounidense.

La economía de Estados Unidos ha hecho muchos progresos desde la recesión, pero aún no ha llegado a la meta, dicen algunos.

“Hemos hecho grandes progresos desde el período más intenso de la recesión, pero aún no hemos llegado a donde quisiéramos”, dice Croushore, anteriormente economista de la Reserva Federal.