(AFP PHOTO / JOSEP LAGO)

(CNN Español)– Apenas horas después de haber firmado un contrato, el F.C. Barcelona rescindió la tarde del lunes el acuerdo con Sergi Guardiola -sin parentesco con el exentrenador del club- por sus tuits ofensivos, informó el equipo en un comunicado.

La decisión se produjo después de que el club comprobó que Guardiola, quien se tenía que incorporar al Barça B, había publicado "tuits ofensivos contra el barcelonismo y contra Cataluña".

Según informó la prensa deportiva española, poco después de darse a conocer el fichaje, se generó una polémica en redes sociales, y usuarios empezaron a retuitear los posts que el jugador había tuiteado en 2013, haciendo gala de su madridismo e insultando a Cataluña.

Guardiola borró esos tuits, pero las capturas de pantalla se hicieron virales en redes sociales. Después el jugador decidió privatizar su cuenta.

En una entrevista con la emisora Onda Cero, el jugador dijo que "fue un malentendido, yo no escribí esos tuits" y pidió disculpas al club.