En el aeropuerto hubo escenas emotivas.

(CNN)– Los familiares de Aylan Kurdi, el niño de 3 años que se ahogó trágicamente en la costa de Turquía este verano, llegaron a Canadá como refugiados.

En el aeropuerto de Vancouver hubo escenas emotivas cuando la tía de Aylan, Tima Kurdi, saludó a su hermano -el tío del niño- Mohammad, su esposa y sus cinco hijos.

La familia Kurdi representó la lucha de muchas familias sirias cuando se publicaron las imágenes del cuerpo de Aylan en todo el mundo el pasado mes de septiembre.

Aylan Kurdi se ahogó cuando una embarcación que hacía la peligrosa travesía entre Turquía y Grecia volcó. La madre de Aylan y su hermano de 5 años también perecieron en el accidente, dejando a su padre, Abdullah, como el único sobreviviente. Abdullah rechazó la invitación de Tima de ir a Canadá y ahora vive en la región del Kurdistán iraquí, informó CBC, afiliada de CNN.

Tima expresó su agradecimiento al gobierno de Canadá entre lágrimas y también tradujo la gratitud de Mohammad.

"Gracias... casi habíamos la esperanza", dijo.

Pero aunque dijeron estar felices por reencontrarse, expresaron que lo que realmente deseaban era un futuro de paz para Siria.

La poderosa y trágica imagen del cuerpo sin vida del niño tumbado boca abajo en una playa turca instigó una manifestación de duelo mundial e inspiró una ola de compasión internacional.

Se puso de relieve la difícil situación de los cientos de miles de refugiados que huyen de la guerra en Siria y llamó la atención de todo el mundo sobre lo que es, según la Organización Internacional para las Migraciones, el cruce migratorio más mortal en el mundo.