(CNN) - Prepárate para un clima incluso más atroz a lo largo de gran parte de Estados Unidos.

El sistema de tormentas épicas que ha cobrado docenas de vidas se dirige al este, listo para dejar caer hielo y nieve pesada en el medio oeste y el noreste, así como lluvia intensa en el sureste.

Todo esto ocurre mientras que Missouri le hace frente a las inundaciones mortales y el norte de Texas lucha contra los tornados y la nieve.

Ha habido alrededor de 43 muertes relacionadas con el clima durante la última semana en todo el país y el actual sistema de tormentas fue culpable de 25 de estas.

Las 25 muertes incluyen 11 en el área de Dallas, ocho en Missouri, cinco en el sur de Illinois y al menos una en Georgia. Muchos murieron luego de que sus autos fueran arrastrados por la crecida.

Las buenas noticias: la enorme tormenta está por terminar.

Esto es lo que se puede esperar que ocurra a lo largo del país:

Missouri 

Las lluvias han terminado, pero en Missouri aún tendrá "importantea e históricas inundaciones del río hasta principios de la próxima semana", dijo un funcionario del Servicio Nacional del Clima en San Luis.

Las alertas por inundaciones eran en efecto para 16 condados, incluyendo el de San Luis, donde el río Missouri y Mississippi se encuentran.

Las autoridades dijeron que el río Mississippi llegó a un dique al norte de San Luis y que la ciudad de West Alton se encuentra en la etapa final de evacuación. El decreto fue emitido el domingo, y si bien sigue siendo voluntaria, los funcionarios están diciendo que la situación es urgente.

Luego de que el lago de los Ozarks en Missouri central alcanzara niveles peligrosamente altos, las puertas de la presa Bagnell de 45 metros se abrieron para liberar 2.832 metros cúbicos de agua por segundo, informó la afiliada de CNN, KY3.

Inundaciones severas pueden ocasionar problemas para las próximas semanas, dijo el meteorólogo de CNN, Pedram Javaheri.

"Sabemos simplemente por naturaleza cómo se desplazan los volúmenes de agua río abajo, obtienes precipitaciones corriente arriba y tomará semanas para que el agua se logre desplazar corriente abajo y realmente inundar las comunidades", dijo.

El fin de semana, ocho personas murieron en inundaciones repentinas, entre ellas cuatro soldados internacionales estacionados temporalmente en Fort Leonard Wood para capacitación.

Un testigo informó que el auto de los soldados iba conduciendo por una ruta inundada e inmediatamente fue arrastrado río abajo, dijo la oficina del Sheriff del condado de Pulaski. No se han dado a conocer los nombres y nacionalidades de los cuatro soldados.

El alguacil del condado de Pulaski, Ron Long, dijo que las inundaciones repentinas podrían ser particularmente peligrosas en la noche.

"Las corrientes se convierten en ríos y la gente a veces no ve que la carretera ha sido inundada cuando conducen por la noche", dijo.

Texas

Los residentes del área de Dallas que están tratando de recuperarse de una serie de tornados mortales enfrentaran temperaturas bajo cero el martes.

Muchas personas se han visto obligadas a abandonar sus casas a causa de los tornados, incluyendo uno en Garland que mató a ocho personas.

Daños de consideración dejó un tornado en Rowlett, Texas. Al menos 11 personas murieron en el área de Dallas por el fenómeno. (Crédito: LAURA BUCKMAN/AFP/Getty Images).

 (Crédito: LAURA BUCKMAN/AFP/Getty Images).

"Me siento tan mal por mis hijos, porque todo por lo que se emocionaron (en Navidad) ha desaparecido ahora", dijo Terri Sykora, residente de Garland.

David Ruiz sobrevivió al tornado en Garland, pero su casa no lo hizo. En medio de los escombros, dos gatos de su familia siguen desaparecidos.

"Aún no sabes cómo recuperarte", dijo. "Por suerte, muchas familias han enviado una gran cantidad de dinero para que podamos recuperarnos. Podemos comer y estar en un lugar cálido, con un amigo".

La zona norte del medio oeste y noreste

La tormenta continuará vertiendo fuertes nevadas y hielo a través del norte y centro de las Planicies, los Grandes Lagos y el noreste, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Se espera que partes del noroeste de Massachusetts queden cubiertas con casi 1,5 centímetros de hielo el martes, dijo la oficina del Servicio Meteorológico Nacional en Boston.

"Se espera que el aguanieve/lluvia helada sea una preocupación mayor que la nieve", dijo la oficina.

Sin embargo, en el norte de Massachusetts las cosas son diferentes.

En gran parte de Vermont y Nuevo Hampshire veremos de 10 a 15 centímetros de nieve y gran parte de Maine será sepultada con nieve de entre 20 y 30 centímetros.

El sudeste

Luego de días de calor récord en el sudeste, las temperaturas finalmente bajarán, según el meteorólogo de CNN, Michael Guy.

Partes del sur quedarán empapadas con fuertes lluvias e inundaciones, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Georgia ya ha tenido al menos una víctima mortal relacionada con el clima. Las autoridades encontraron una víctima sumergida en un vehículo en el condado de Gordon, el cual ha sido duramente golpeado por las inundaciones.

 

Esto se debe a El Niño

Al menos 69 tornados han tocado tierra en Estados Unidos en tan solo la última semana, dijo Javaheri.

"Por lo general, ves alrededor de 24 en todo el mes de diciembre", dijo.

Sin embargo, las inundaciones causan muchas más muertes en el país que los tornados. Ya ha habido unos 400 informes de inundaciones de ríos en el país.

En algunos lugares, la precipitación no se ha detenido durante semanas. Portland y Seattle han sido empapados por la lluvia todos los días de diciembre, dijo Javaheri.

Y Estados Unidos no es el único. El Reino Unido y América del Sur están lidiando con sus propias inundaciones masivas.

Esto se debe a El Niño, un calentamiento del Océano Pacífico oriental, principalmente a lo largo del ecuador.

El Niño ocurre cada dos a siete años, en mayor o menor intensidad, y las aguas del Pacífico oriental pueden calentarse hasta 4 grados centígrados (7 grados Fahrenheit) más que lo habitual.

El Niño puede causar tormentas más frecuentes e intensas, así como un gran daño económico, como el gran fenómeno El Niño de 1997.

"Hablando a nivel mundial", dijo Javaheri, "esto es algo que normalmente causa daños de entre 30.000 a 45.000 millones de dólares, lo cual al menos se produjo de 1997 a 1998".