CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Clima

Por qué El Niño del 2015 podría ser el más intenso hasta ahora

Por Brandon Miller, Nick Thompson

(CNN)– Si te estás preguntando por qué tu blanca Navidad no llegó según lo programado este año, los meteorólogos tienen una respuesta de dos palabras: El Niño.

El evento climático El Niño de este año —caracterizado por aguas cálidas en el este del Océano Pacífico— ya es uno de los tres más fuertes alguna vez registrados. La NASA dice que las condiciones de El Niño aún son fuertes y que incluso podría igualar la intensidad del evento registrado en 1997 que sembró estragos climáticos en todo el mundo.

Dado que el clima está enloqueciendo en todo el mundo, la agencia humanitaria Oxfam ha advertido que este fenómeno El Niño podría dejar a decenas de millones de personas expuestas a enfermedades y hambre.

“Millones de personas en lugares como Etiopía, Haití y Papúa Nueva Guinea ya están sintiendo los efectos de la sequía y problemas con las cosechas”, dijo Jane Cocking, de Oxfam, en un comunicado. “Necesitamos urgentemente recibir ayuda para estas áreas a fin de asegurar que las personas tienen suficiente comida y agua”.

El 2015 se está perfilando como el año más caluroso de la historia, dicen los científicos de la NOAA, y las condiciones de El Niño podrían durar hasta principios del verano de 2016.

El fenómeno climático se convirtió en gran medida en parte de la lengua vernácula pública durante El Niño de 1997. Causó inundaciones devastadoras en el oeste de Estados Unidos y sequía en Indonesia. Se le culpó por los brotes de virus mortales en África y por el aumento de los precios del café en todo el mundo.

Chris Farley incluso se convirtió en El Niño personificado en Saturday Night Live.

Caos puro. Pero, ¿qué es El Niño y qué impacto tendrá en esta ocasión? Déjanos explicarlo.

¿Qué es El Niño y qué causa?


Las temperaturas de la superficie del mar en octubre… colores naranja-rojos están por encima de lo normal

El Niño es el calentamiento del Océano Pacífico oriental, principalmente a lo largo del Ecuador -mira el cinturón rojo grueso en la fotografía de satélite, la cual indica que las aguas están más calientes de lo normal-.

Estas aguas más cálidas normalmente están limitadas al Pacífico occidental por los vientos que soplan de este a oeste, empujando el agua más caliente hacia Indonesia y Australia.

Sin embargo, durante un fenómeno El Niño, los vientos se desaceleran e incluso pueden revertir su dirección, permitiendo que el agua más caliente se extienda hacia el este hasta llegar a América del Sur.

El Niño tiene lugar cada dos a siete años, en mayor o menor intensidad, y las aguas del Pacífico oriental podrían ser de hasta 4 grados centígrados (7 grados Fahrenheit) más caliente que de costumbre.

¿Qué sucede cuando hay un fenómeno El Niño?

Un fuerte fenómeno El Niño calienta la atmósfera y cambia los patrones de circulación alrededor del mundo, principalmente la corriente en chorro sobre el Pacífico, la cual se vuelve más fuerte y vierte las tormentas más frecuentes e intensas sobre el occidente de Estados Unidos, especialmente California. También significa más lluvia para la costa oeste de América del Sur.

Sin embargo, el ambiente es algo así como un juego de suma cero. Más lluvias en Norte y Sudamérica se producen a expensas de unos normalmente lluviosos Asia del Sur y Australia, los cuales se vuelven anormalmente secos y experimentan sequías.

Un fuerte fenómeno El Niño también influye en las temporadas de ciclones alrededor del planeta. Mientras más caliente esté el Pacífico oriental, más huracanes enfrenta. Sin embargo, el Océano Atlántico experimenta menos huracanes como resultado de mayores vientos de niveles superiores que evitan que se formen huracanes. Eso resultó cierto para la temporada de huracanes del 2015… el Atlántico experimentó otro año relativamente tranquilo, mientras que el Pacífico rompió una serie de récords.

El clima no es el único que se ve afectado. Las aguas superficiales más cálidas en el Pacífico oriental ahuyentan a los peces de agua fría, los cuales son la columna vertebral de la industria pesquera en gran parte de América Latina. Fue aquí donde el fenómeno fue visto por primera vez por los pescadores, quienes lo llamaron “El Niño” —en referencia a un “niño pequeño” o al “niño Jesús”— ya que a menudo aparecía alrededor de la Navidad.

¿Este fenómeno El Niño será peor que el de 1997?

El Índice Oceánico El Niño (ONI, por sus siglas en inglés) mide las temperaturas superficiales del mar en el Pacífico tropical. Cero es promedio, los números positivos son más cálidos y los números negativos son más fríos. Cualquier cosa por encima de 0,5 se considera como condiciones de El Niño… y cualquier cosa por encima de 1,5 es un fuerte fenómeno El Niño.

El fenómeno El Niño más fuerte fue de 2,3 en 1997-1998. La cifra actual del fenómeno El Niño de este año es de 2,0 y ha ido en aumento durante meses… y muchos están pronosticando El Niño más fuerte desde que comenzaron los registros en 1950.

¿Qué pasó en 1997?

La perspectiva de un récord de El Niño es preocupante, ya que la versión de 1997 creó condiciones que causaron la muerte de unas 23.000 personas y causaron daños de hasta 45.000 millones de dólares.

Partes de América Latina experimentaron lluvias torrenciales y deslizamientos de tierra. En el otro lado del Pacífico impulsado por El Niño, Indonesia experimentó una sequía récord que llevó a incendios forestales incontrolables en el sudeste asiático. Treinta y cinco condados en California —el cual actualmente sufre una sequía catastrófica— fueron declarados zonas de desastre después de que la lluvia causara inundaciones y deslizamientos de tierra.

El mundo también se calienta durante un fenómeno El Niño… 1998 se convirtió en el año más cálido registrado hasta ese momento, y es casi seguro que el 2015 se convierta en el año más caluroso de nuevo.

¿Qué áreas serán las más afectadas?

Al igual que los copos de nieve, no hay dos fenómenos El Niño exactamente iguales; además, son uno de los muchos diferentes patrones climáticos a gran escala que actúan en conjunto para influir en el clima global. La presencia de “la mancha”, como ha llegado a ser conocida —un área de aguas más cálidas en el Pacífico Norte— no estaba allí durante El Niño de 1997, lo cual probablemente influirá en la corriente en chorro sobre América del Norte y eso significa que este fenómeno El Niño podría no acabar con la sequía como los californianos lo esperan.

Sin embargo, si El Niño surge con la fuerza que indican las actuales proyecciones, podemos decir con un cierto nivel de confianza que los países sudamericanos costeros verán precipitaciones superiores a la media e inundaciones en los próximos meses, mientras que los países del otro lado del océano como Australia e Indonesia probablemente experimentarán sequía.

¿Tiene que ver el cambio climático con eso?

La influencia del cambio climático en El Niño es un tema de debate. Algunas investigaciones sugieren que si bien es poco probable que aumente el número total de fenómenos El Niño, el número de “súper” fenómenos El Niño tienen el doble de probabilidad de ocurrir.

La ONU, por su parte, dice que existe poca seguridad de que el cambio climático afecte al fenómeno El Niño en el futuro. Pero solo porque los fenómenos El Niño no pueden cambiar, no significa que su impacto no se vuelva más severo.

Entre los derivados más probables del calentamiento global están las precipitaciones más extremas, ya que las temperaturas más cálidas pueden contener más vapor de agua en la atmósfera. Esto podría ocasionar que El Niño provoque inundaciones aún más devastadoras.