CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Guerra en Siria

Siria

ONU: cientos de civiles en Madaya están al borde de la muerte

Por Holly Yan, Nick Paton

(CNN)– Poco después de que los camiones de ayuda finalmente llegaron a Madaya, la situación resultó ser aún más grave de lo esperado.

Cientos de civiles en la ciudad siria sitiada están al borde de la muerte, dijo Stephen O’Brien, subsecretario general de la ONU para asuntos humanitarios.

«Nos encontramos unas 400 personas que deben ser evacuadas inmediatamente para recibir tratamiento médico o enfrentan la muerte en #Syria», tuiteó O’Brien.

Madaya fue devastada por el hambre y la guerra civil siria. La ciudad controlada por los rebeldes fue ahogada por el régimen y las minas terrestres.

El lunes, la ciudad de 40.000 habitantes recibió su primer cargamento de ayuda exterior desde octubre. La llegada de comida llevó hasta el llanto a los hambrientos residentes, dijo una fuente de la ONU a CNN.

La Agencia de la ONU para los Refugiados dijo que 49 vehículos estaban entregando ayuda en Madaya.

publicidad

Lee: Sirios hambrientos reciben ayuda, pero el sufrimiento continúa

Madaya ha estado en el ojo internacional en días recientes luego de que se difundieran imágenes vía internet de residentes demacrados y personas hirviendo pasto para alimentarse.

Costos insoportables y minas terrestres

Aunque Madaya está a menos de 50 kilómetros (31 millas) de la ciudad capital de Damasco, el costo de la comida ha paralizado la ciudad.

Por ejemplo, en Damasco, el kilogramo de harina cuesta 79 centavos de dólar. Pero en Madaya, un kilo de harina cuesta 120 dólares.

En la capital, un litro de leche cuesta 1,06 dólares. Pero en Madaya, el precio se eleva a 300 dólares el litro.

Luego tenemos el problema de las minas terrestres, las que han hecho que el contrabando de comida en la ciudad sea extremadamente peligroso, dijo el Dr. Khaled Mohammed.

Mohammed, quien trabaja en un hospital de campo en Madaya, dijo que él recibe alrededor de 250 casos de inanición cada día.

El domingo, él dijo que cinco personas habían muerto durante las 48 horas pasadas… entre ellas un niño de 9 años.