(CNN) - En un futuro de ciencia ficción, llegaremos al hotel en nuestro taxi sin conductor, nos registraremos en el mostrador de recepción atendido por androides y luego seguiremos al portero robot mientras lleva nuestras maletas a nuestra habitación.

Excepto, por supuesto, que esto ya es un hecho científico.

Los robots ya están trabajando en algunos hoteles... todo el personal del Henn-na Hotel en Sasebo, Japón, son máquinas, entre ellas una, que de manera extraña se parece a un dinosaurio.

Pero así es como funcionan las cosas en un Japón altamente tecnológico, ¿cierto?

No, ahora los robots están haciendo acto de presencia en hoteles de todo el planeta... y hay más en camino.

Un diminuto robot humanoide llamado Mario ha estado trabajando desde junio de 2015 en un hotel Marriott, en Gante, Bélgica.

Él le da la bienvenida a los huéspedes en 19 idiomas y vigila el bufet.

Un dispositivo similar, este dirigido por la computadora Watson de IBM que imita a los humanos, acaba de asumir el puesto de conserje en el Hilton McLean Hotel en Virginia.

El año pasado, Royal Caribbean instaló camareros robot para preparar cócteles en varios de sus cruceros.

El ascenso de las máquinas

Sí, son trucos, pero sus desarrolladores prometen que cada mes se vuelven más sofisticados. Mario pronto aprenderá cómo pedir taxis.

Así que el aumento de máquinas en hoteles parece incontenible, pero ¿acaso esto será a expensas de la interacción humana y los empleos de los humanos?

Y acaso los huéspedes, ¿en realidad quieren quedarse en hoteles manejados por robots?

Estas preguntas claramente ponen a prueba a los expertos en viajes y turismo, quienes pasaron la mayor parte de un importante evento reciente en la industria turística, la ITB de Berlín, discutiendo sus consecuencias.

"Muchos empleos considerados no automatizables en el pasado ahora son considerados como automatizables", le dijo Carl Benedikt Frey, experto en tecnología y empleo, a los delegados.

Frey y sus colegas académicos han clasificado los empleos en términos de qué tan probable es que estos sean computarizados en un estudio que muestra algunos empleos de viajes y turismo que tienen más riesgo que otros.

Los terapeutas recreativos, tales como los que trabajan en centros de bienestar, están en el extremo seguro de la escala.

Los guías turísticos se enfrentan a perspectivas mucho más pesimistas... aunque Frey dijo que eso depende en gran medida de las circunstancias.

"Alguien de pie en un autobús con un micrófono y alguien montando a caballo contigo a través de los Alpes son muy diferentes", dijo. "El primero es bastante automatizable, el segundo no lo es".

Inconsistencias de servicios

La compañía de reservas en línea de Estados Unidos, Travelzoo, reunió algunas estadísticas antes del ITB de Berlín que sugieren que muchas personas alrededor de todo el mundo se sienten a gusto con la idea de ser atendidas por máquinas en su viajes.

De 6.000 viajeros entrevistados en todo el mundo, cerca de dos terceras partes dijeron que se sentirían cómodos.

Richard Singer, presidente europeo de Travelzoo, dice que él le da la bienvenida al día que se avecina con rapidez en el que las aplicaciones y las máquinas nos llevarán desde el vestíbulo hasta la habitación sin las "inconsistencias en el servicio" que presentan los seres humanos.

Pero, dice, todavía valdría la pena que los hoteles se aseguraran de ese toque personal, sobre todo para que intenten convencernos de cambiar nuestra reservación por una suite más grande.

"Estaría muy sorprendido si llegáramos al punto en el que los hoteles sean completamente manejados por robots", le dice a CNN.

"Pero, quién habría pensado hace unos cuantos años que habrían autos sin conductor o aviones drones".

En la ITB de Berlín estaba a mano ChihiraKanae, una robot creada por los técnicos de Toshiba en Japón, para demostrar el tipo de servicio que podemos esperar.

Con características humanas y expresiones faciales, ella es una de las androides más realistas alrededor, aunque no se mueve mucho.

Ella demostró sus habilidades agradeciendo a los transeúntes en varios idiomas y, de manera bastante sorprendente, al decirle a los extranjeros al azar su signo del zodiaco.

Generador de sonrisas

El robot Mario del hotel Marriott también realizó el viaje y presumió de sus movimientos de baile bajo las órdenes de Fabrice Goffin, co-director ejecutivo de Zora Robotics de Bélgica.

Las creaciones de robots originales de Goffin –versiones especialmente programadas del popular robot Albergaran Nao– fueron desarrolladas para la industria de la salud, pero llamaron la atención de Roger Langhout, gerente general del Ghent Marriott.

"Pensé que sería bueno darle una oportunidad y ver cómo se desarrollaba", dice Langhout.

"Tan pronto como vimos interactuar a Mario con nuestros clientes, vimos una sonrisa. Nadie lo ha visto antes".

Aunque él reconoce que Mario es una novedad, Langhout afirma que el robot puede hacer algo que ningún humano ha logrado hacer antes... hacer que las presentaciones de PowerPoint sean interesantes.

"Hemos descubierto que la retención de contenido de los participantes se incrementa cuando Mario hace la presentación".

¿Pero acaso Mario dejará sin trabajo a los empleados del Marriott?

No, dice Langhout.

"Nos gusta la innovación y la tecnología, pero somos muy conscientes de que esta nunca podría reemplazar la interacción humana. Solo puedes programarlo hasta cierto nivel".

Cómo impedir que un robot robe tu empleo

Frey, académico de Oxford, dice que es demasiado pronto para poder decir qué tan grande será el impacto que hagan los robots en los niveles de empleo.

"Es muy difícil evaluar cómo reaccionarán las personas ante conserjes robot", dijo. "Han sido bien recibidos en Japón, pero eso no significa que será lo mismo en Alemania o en Suecia".

Para las personas jóvenes que quieren protegerse a sí mismas de ser reemplazadas por una máquina, Frey tiene un sabio consejo.

"Sé bueno en la interacción social, sé creativo, sé capaz de interactuar con el mundo", añadió.

En otras palabras, aunque dentro de poco los robots podrían estar controlándonos, eso no es excusa para marcharnos.