(CNN Español) - El presidente Barack Obama recibirá la primavera en Cuba, el próximo lunes. Y el domingo hará historia al convertirse en el primer presidente estadounidense en visitar la isla en 88 años, cuando aterrice en La Habana.

En preparación para su viaje, el Departamento del Tesoro y el de Comercio de Estados Unidos  anunciaron el levantamiento de otras restricciones en contra de la isla: de viajes y en el uso del dólar.

El viaje, esperado desde hace tiempo, ocurrirá luego de que la administración de Obama restaurara formalmente sus relaciones diplomáticas con La Habana a finales de 2014, terminando medio siglo de enemistad.

Desde entonces, las restricciones a los viajes se han relajado y los canales económicos se han reabierto. Obama estrechó la mano del presidente cubano Raúl Castro en una histórica reunión el año pasado.

Obama será el primer presidente estadounidense en visitar Cuba desde que Calvin Coolidge estuvo en la isla en 1928. "En ese entonces el presidente Coolidge viajó a Cuba en un barco de batalla, así que esta será una visita muy diferente", afirma la página web con los detalles de la visita.

Obama no espera cambio de la noche a la mañana 

Obama cree que las políticas que su administración ha implementado servirán para que en los próximos años haya cambio en Cuba, dijo en entrevista con Juan Carlos López. "Creo que es el punto cúlmine del mucho trabajo que hemos hecho en América Latina. Cuando asumí la presidencia, el prestigio de Estados Unidos en la región era muy bajo, con figuras como Chávez y el ALBA en ascenso".

El mandatario explicó que "la única pieza que quedaba y que era un vestigio de la Guerra Fría era Cuba" y que existía una política que no había funcionado durante 50 años" y que "exigía ser reevaluada".

"No nos hacemos ilusiones de que el régimen de los Castro, o Cuba, cambien de la noche a la mañana, pero las políticas que implementamos para aumentar los viajes, los intercambios comerciales, las remesas de familiares de cubanoestadounidenses aquí, el  trabajo que estamos haciendo expandiendo las comunicaciones y el acceso a internet y las oportunidades para los emprendedores, todo eso promete acelerarse en los años venideros", dijo el presidente

Según Obama, cada vez más los cubanoestadounidenses "que inicialmente se mostraron escépticos ante la política" ahora reconocen que "este tipo de interacción podría traer aparejadas grandes oportunidades y transformaciones en el interior de Cuba".

"En algún momento del gobierno del próximo presidente el embargo será derogado", aseguró el mandatario.

Obama manifestó que durante su visita tiene la intención de reunirse "con disidentes, críticos del gobierno cubano".

Sobre las medidas, y la posición de Cuba, habló el canciller Bruno Rodríguez el viernes: "Altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos han declarado en las últimas horas que el objetivo de las nuevas medidas aprobadas es "empoderar" al pueblo cubano. El pueblo cubano se empoderó a sí mismo hace décadas. Algo debe andar mal en la democracia estadounidense si se habla de empoderar a otros pueblos; son los pueblos en los que reside la soberanía y está el poder real en las democracias verdaderas los que empoderan o no a los gobiernos. Si al gobierno de Estados Unidos le interesa beneficiar al pueblo de Cuba, ayudar al pueblo de Cuba, como se dice, levante el bloqueo. Sería mejor ocuparse de empoderar al propio pueblo estadounidense".

Por su parte, la Casa Blanca dice que la lista de disidentes cubanos con los que Obama se entrevistará no es negociable. En esa lista estarán algunos opositores con los que el gobierno de Cuba "preferiría que no nos reuniésemos", dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca.