CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Nueve personas enfrentan cargos de asesinato por una pelea después de la escuela

Por Kevin Conlon

(CNN) — Todo comenzó como una pelea. Dos chicas —envalentonadas por los espectadores que se alternaban en gritos de respaldo o burla— se enfrentaron cara a cara en la calle residencial antes de que cayeran al suelo.

Solo empeoró desde ahí.

Un video de un teléfono celular de dos minutos de duración grabado por un testigo la semana pasada en Hephzibah, Georgia, captura el caos mientras otros se unen al enfrentamiento: muchos blandían bates, tubos y puños. El conductor de un automóvil negro se dirige a dos jóvenes, los esquiva por poco y retrocede en el césped de la subdivisión, golpeando a otro vehículo.

Al final, un chico de 18 años de edad fue herido de muerte.

El alguacil del condado Richmond, que también alberga la ciudad cercana de Augusta, ha acusado a nueve personas —entre ellas seis estudiantes de secundaria— de asesinato. Él le dijo a WJBF, afiliada de CNN, que cualquier persona que participa en un delito que da lugar a una muerte puede ser acusada de ese crimen.

“Todas las personas que estuvieron involucradas en este tipo de comportamiento insensato van a ser acusadas con los delitos más severos que podamos aducirles”, dijo el alguacil Richard Roundtree a WRDW, otra afiliada.

El perturbador video, grabado el 18 de marzo, capturó los gritos de espectadores y participantes durante la pelea después de la escuela. Un joven utilizó un bate o tubo para golpear el vehículo que finalmente se dirigió a ellos. En un punto, un adolescente con las manos sobre su hombro superior ensangrentado corre desde un porche hacia la calle.

Una niña, con su voz ronca por el esfuerzo, grita: “Llamen al 911”.

Hasta 50 personas —muchas de ellas estudiantes de la escuela secundaria de Glenn Hills en Augusta— participaron en la pelea que ocasionó la muerte de Demajhay Bell, informó WRDW, al citar a funcionarios.

Bell fue apuñalado en el cuello y murió dos días después, informó la afiliada.

La fiscal del distrito del condado de Richmond, Ashley Wright, le dijo a CNN que ninguno de los acusados ha presentado una declaración porque los cargos deben ser presentados primero a un gran jurado para la posible formulación de cargos. Los nueve están detenidos sin derecho a fianza, en espera de una audiencia, dijo.

WJBF informó que están buscando a una décima persona, y que todos enfrentan cargos adicionales de asalto agravado.

Según Roundtree, la disputa comenzó como un “drama” de la escuela.

“Ese drama que ocurren en la escuela secundaria, y todo el mundo ha pasado por esto”, dijo el alguacil a WRDW. “Pero cuando los adultos se ven involucrados, eso es siempre algo malo”.

Un portavoz del sistema escolar del condado Richmond, sin embargo, dijo a CNN que los informes en relación a que el altercado comenzó en la escuela son “infundados”.

“La pelea involucró a estudiantes de la escuela, pero los informes de que el incidente comenzó en la escuela son infundados”, dijo Kaden Jacobs. “De acuerdo con nuestra investigación y con la información que tenemos disponible en este momento, nos parece que esto comenzó debido a mensajes de Facebook”.

Jacobs le dijo a CNN que seis estudiantes actuales de la escuela secundaria de Glenn Hills han sido acusados: Quiasha Henley, A’Lexis Cain, Tyteanna Thomas y Myah Dunbar, todos de 18 años, así como Terry Lee Daniels y Raheem Jobes, ambos de 19 años.

Todos han sido suspendidos en espera de las audiencias del tribunal, de acuerdo a Jacobs.

Él dijo que Bell se salió de Glenn Hills en septiembre.

Los otros tres acusados, de acuerdo con WJBF, son Quiauna Henley de 35 años, Eyvette Lashawn Byrd, de 39 años, y Demetrius Lamont Harris hijo, de 21 años.

No estaba claro si alguno había contratado a abogados defensores, y CNN no pudo ponerse en contacto con ningún familiar de las nueve personas el viernes.

Un mensaje dirigido a la madre de Bell no fue respondido inmediatamente.

Roundtree dijo que la comunidad no puede tolerar semejante violencia.

“Fue una serie de eventos lo que la ocasionó. No fue solo un incidente de un acto violento contra un individuo”, le dijo a WRDW. Este fue un esfuerzo coordinado y consciente”.