(CNNMoney) - Donald Trump afirma que Estados Unidos está al borde de una "recesión masiva".

Pero no te preocupes, Trump dice que puede salvar la economía y sacar a Estados Unidos de la deuda. Solamente dale ocho años en la Casa Blanca y él hará que la deuda de 19 billones de dólares de Estados Unidos desaparezca.

¿Cómo? Trump quiere recortar drásticamente los impuestos y establecer acuerdos comerciales con China, México y otras naciones.

"Tienes que hacer un recorte de impuestos porque somos la nación que tiene los impuestos más altos en el mundo", dijo Trump en una entrevista reciente con el diario The Washington Post.

Los expertos dicen: Sí, claro.

"Me parece tremendamente inverosímil, en el mejor de los casos", dice el economista Doug Holtz-Eakin, quien es el presidente del American Action Forum (Foro de Acción Estadounidense) con tendencia derechista, y exjefe de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Normalmente, los planes para reducir –sin hablar de eliminar– la deuda federal tienen tres componentes principales: AUMENTAR los impuestos, reducir el gasto y ajustar el Seguro Social y Medicare. Trump está hablando exactamente lo contrario en lo que respecta a impuestos, y él no ha mencionado ninguna de esas otras cosas, salvo algunas reducciones de gastos bastante menores.

Trump cree que Estados Unidos está al borde del desastre económico

Trump aconseja a las personas que saquen su dinero de la bolsa de valores.

"Creo que estamos sentados en una burbuja económica, una burbuja financiera", le dijo Trump a The WashPost. "Este es un momento terrible [para invertir]".

Esta no es la primera vez que él ha hecho esta nefasta advertencia pues, dijo lo mismo en el otoño. Él cree que la economía estadounidense no puede sobrevivir a un dólar fuerte, las regulaciones gubernamentales y la compra de tantos autos y otros bienes de los extranjeros.

"Estos son momentos precarios. Parte de la razón por lo que son precarios es que estamos siendo estrepitosamente desgarrados por otros países, estamos siendo estrepitosamente desgarrados por China... simplemente nunca termina", dijo Trump.

Pero la mayoría de los expertos cree que Estados Unidos NO está al borde del desastre económico y financiero.

La bolsa de valores estadounidense es medianamente más costosa que lo acostumbrado, pero no está al nivel de burbujas. (La métrica de valoración típica –se refiere a la relación entre el precio y los beneficios– está a 17,4. Esta llegó a 20 antes del estallido de la burbuja puntocom. El promedio histórico es de aproximadamente 16, según los números del gurú Howard Silverblatt de S&P; Capital IQ).

Sí, las acciones podrían bajar en los meses próximos, pero eso es diferente a una retirada enorme como lo que sucedió cuando fue el estallido de la burbuja puntocom.

Del mismo modo, la economía estadounidense ha estado creciendo durante casi siete años. Una típica expansión dura menos de cinco años, así que, en ese sentido, la nación tiene pendiente una recesión. Sin embargo, casi nadie pronostica una recesión este año e, incluso, los pronosticadores más lúgubres no visualizan un deslizamiento "masivo" como el que ocurrió durante la Gran Recesión.

La matemática descabellada de Trump acerca de la deuda estadounidense

"Es desconcertante para mí que él continúe diciendo cosas que son absurdas a primera vista", dice Holtz-Eakin, quien fue el consejero económico de John McCain en su candidatura en 2008.

Los números no cuadran.

Trump quiere reducir los impuestos, lo que significa que ingresará menos dinero. Además de eso, él no recortará las partes fundamentales del presupuesto federal: la Seguridad Social o Medicare. Además, él promete "fortalecer nuestra milicia" (Traducción: gastar más en defensa).

Si ingresa menos dinero, Trump en realidad tendría que recortar drásticamente más del 60% del gasto federal.

Es "increíblemente ingenuo", dice Marc Goldwein, vicepresidente sénior en el Comité para un Presupuesto Federal Responsable.

Para reducir verdaderamente la deuda en una década "necesitarías los incrementos en los impuestos de Bernie Sanders junto con los recortes de gastos de la propuesta de los republicanos de la Cámara de Representantes", dice Goldwein.

En cuanto al plan de Trump para ponerse duro con China, México y otros países y lograr así convenios comerciales más favorables, eso no ayuda mucho a reducir la deuda estadounidense. Eso podría hacer que entrara un poco más en impuestos sobre productos extranjeros, pero no generaría billones de dólares en otras entradas.

De hecho, muchos economistas creen que las ideas comerciales de Trump son las que causarían una recesión.