Imagen del coche que explotó en la ciudad de Basra (HAIDAR MOHAMMED ALI/AFP/Getty Images).

(CNN) - Una oleada de ataques suicidas reivindicados por ISIS dejaron al menos una veintena de muertos y 78 heridos en Iraq, informaron este martes funcionarios de Salud a CNN.

El más letal de los ataques fue contra un popular restaurante en la ciudad de Nasriya, en el sureste de Iraq, donde murieron 13 personas y otras 22 sufrieron heridas. 

Una explosión en un control de seguridad en los suburbios del norte de Bagdad mató a otras tres personas, según fuentes de seguridad.

En Mashahda, al norte de Bagdad, otras tres personas fueron asesinadas cuando un atacante suicida chocó su coche contra una unidad de las milicias chiitas, según fuentes de seguridad.

En el puerto petrolero de Basra, al sur del país, un coche explotó e hirió a nueve personas.