Perry Cohen y Austin Stephanos, de 14 años, salieron a pescar en la costa de Florida el 24 de julio de 2015.

(CNN) – Una etiqueta de un almacén de productos para la navegación y el número de serie del motor ayudaron a las autoridades a identificar el barco de dos adolescentes de Florida, quienes desaparecieron en el mar el verano pasado.

La Guardia Costera de Estados Unidos y la Comisión de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC, por sus siglas en inglés) confirmaron el hallazgo de la embarcación de un solo motor.

Perry Cohen y Austin Stephanos, ambos de 14 años, se perdieron en medio de un agitado mar, el  24 de julio pasado.

El bote de 19 pies fue encontrado el 18 de marzo por el barco noruego Edda Fjord, a unos 160 kilómetros de las costas de Bermudas, dijo el Suboficial Ryan Doss de la Guardia Costera, en un comunicado.

No hay indicios inmediatos de lo que pasó con los chicos desaparecidos.

La embarcación fue sacada del océano por la tripulación del barco noruego, según Doss. A bordo se encontraron también artículos personales, incluido un teléfono celular y cajas de plástico.

La pegatina de la tienda de productos para la navegación y el número de serie del motor ayudaron a identificar al propietario, dijo el vocero.

"Se confirmó posteriormente que el bote pertenecía a Austin Stephanos", informó Rob Klepper, un portavoz de la Comisión de Pesca y Vida SilvestreI de Florida.

Las familias de los dos menores han sido notificadas, dijo Klepper.

Se espera que la embarcación, que será enviada en un contenedor desde Noruega, llegue a Estados Unidos el 16 de mayo.

En la página de Facebook de la Fundación Perry J. Cohen, la madre de Perry, Pamela Cohen, y su padrastro Nick Korniloff, dijeron este sábado que: "Este es un caso abierto de personas desaparecidas y esperamos que la FWC reabra su investigación y recomiende el uso de los recursos de expertos de otras agencias gubernamentales, así como el sector privado, si es necesario, para extrapolar los datos del iPhone recuperado (que se encuentró en el bote)".