(CNN) - En una conversación con Anderson Cooper, el famoso chef Anthony Bourdain reveló lo que nunca haría estando en Argentina.

No hay nada que represente más el espíritu local que el tango, pero Bourdain no está dispuesto a dejarse seducir por el sinuoso baile.

"Jamás", le dio Bourdain a Cooper. "No, eso no va a pasar. No hay cantidad suficiente de alcohol en el mundo".

"Comes intestinos de cabra con chile, ¿pero no bailarías tango?", le preguntó Cooper.

"Es cierto", dijo el chef.

A pesar del terror de Bourdain por el tango, en el próximo episodio de su programa 'Parts Unknown' no ignorará el legendario baile.

Si el chef sigue los pasos de Barack Obama y se deja conquistar, vale la pena que visite estas estas cinco milongas y shows en Buenos Aires:

Rojo Tango

Es ultra-glamurosa: cena y show en el Hotel Faena, un lugar para ver y dejarse ver.

Un banda en vivo y un grupo de sensuales bailarines ... y el precio es alto.

Son 290 dólares por persona lo que incluye el espectáculo, la cena y las bebidas, o 220 dólares por las bebidas y el show.

La milonga del indio
En el corazón del histórico distrito de San Telmo, en Plaza Dorrego.

Muestra tus mejores pasos y baila bajo las estrellas en la noche de los domingos desde las 7 de la noche completamente gratis.

La Catedral
Es el lugar perfecto para una clase de principiantes, y puede que termines teniendo una experiencia religiosa en el Club la Catedral.

Quédate para la milonga en la que los aficionados giran, bailan e intercambian parejas hasta el amanecer.

Confitería Ideal

Solía ser una tienda de ropa de hombres y luego se convirtió en un café y milonga, y atiende en horas más civilizadas para aquellos que no están acostumbrados a los horarios porteños.

Puedes tomar una clase en la tarde antes de juntarte con el grupo a bailar sobre la pista de madera.

La Viruta
Queda en el sótano de un centro cultural armenio, algo extraño, pero es uno de los lugares más populares para la nueva generación de tangueros.