CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

Cinco ocasiones en las que las palabras del papa Francisco causaron polémica

Por CNN Español

(CNN Español) — A bordo del avión que lo llevó este domingo de regreso a Roma tras su controvertida visita a Armenia, el papa Francisco consideró que la Iglesia católica debe pedir perdón por su trato a los miembros de la comunidad LGBT y a todos quienes fueron marginados.

La declaración se produjo como respuesta a una pregunta de un reportero que cuestionó al pontífice sobre los comentarios hechos por el cardenal alemán Karl Marx de que la iglesia debería disculparse por la forma en que ha tratado a los LGBT. Francisco repitió lo que dijo en su primer viaje apostólico. Que no deben ser objeto de discriminación y deben ser respetados y acompañados espiritualmente.

Sus palabras no estuvieron exentas de controversia, y mientras muchos recibieron la propuesta como una invitación a la inclusión, para otros se trata de un camino hacia la degradación de los valores católicos.

En 2013, el pontífice ya se había referido a la comunidad LGBT diciendo: “Si aceptan al Señor y tienen buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlos? Ellos no deben ser marginados. La tendencia [a la homosexualidad] no es el problema … ellos son nuestros hermanos”.

No es la primera vez que Francisco habla de temas considerados tabúes para la Iglesia, o de asuntos polémicos sobre política, corrupción y otros.

Mira estas cinco veces en las que las palabras del papa agitaron las aguas:

1. El papa Francisco urge a una mayor aceptación en la Iglesia de las familias “irregulares”

El papa Francisco instó a los sacerdotes de todo el mundo a una mayor aceptación de los católicos divorciados, los homosexuales y otras personas que viven en lo que la Iglesia considera situaciones “irregulares”.

“Un pastor no puede sentirse satisfecho solo aplicando leyes morales como si fueran rocas que se lanzan sobre la vida de las personas”, escribió el papa en la exhortación apostólica La alegría del amor, firmada por Francisco.

El documento, cuyo título original es Amoris Laetitia, aborda los principales desafíos que las parejas católicas tienen que enfrentar en el mundo en la actualidad.

Una exhortación apostólica es una declaración oficial del papa sobre cómo los católicos deben vivir sus vidas. Esta es la segunda exhortación de Francisco desde que asumió la silla de San Pedro.

En ella, el papa aboga por integrar a todas las familias, inclusive a las que se encuentran en situaciones no tradicionales, como aquellas parejas de divorciados vueltos a casar, quienes según Francisco no deben sentirse excluidas de la comunidad católica.

2. ¿Mujeres que casan y bautizan? El papa estaría dispuesto a estudiarlo

El papa Francisco estaría considerando crear una comisión que estudie la posibilidad de un diaconado femenino permanente en la Iglesia, según reportó la Agencia de Noticias del Vaticano este mayo.

El pontífice se habría referido a este asunto durante un coloquio este jueves con más de 800 religiosas que dirigen institutos de mujeres de más de 80 países.

Según la agencia, hay mucha evidencia de que las mujeres fueron diaconisas en los primeros siglos de la Iglesia. Un ejemplo fue Phoebe, una diaconisa citada en la carta de San Pablo a los Romanos.

Francisco reiteró que quiere ver un mayor número de mujeres en las posiciones de toma de decisiones en la Iglesia, añadiendo que la integración de ellas a la vida de la Iglesia ha sido muy “débil”.

3. “Una persona que piensa en construir muros no es un cristiano”

Durante una rueda de prensa en el avión papal este jueves, el papa Francisco habló sobre Donald Trump y su reacción a los comentarios del magnate sobre querer construir un muro entre México y Estados Unidos.

“Una persona que piensa en construir muros, cualquier muro, y no en construir puentes, no es un cristiano”, dijo el papa.

“Ese no es el evangelio”.

“En cuento a lo que me preguntas sobre si recomendaría votar por él o no, no voy a involucrarme en eso”, dijo el pontífice en el avión que lo lleva desde Ciudad de México hasta Roma tras culminar su visita de 6 días en tierras mexicanas.

Una de las propuestas bandera de la campaña de Trump es construir un gran muro en la frontera entre Estados Unidos y México que, según él, le hará pagar al país latinoamericano.

“Sólo voy a decir que este hombre no es cristiano si ha dicho cosas como estas. Debemos ver si ha dicho estas cosas de esta manera y le daré el beneficio de la duda”.

4. El papa sugiere que las mujeres amenazadas por el virus del Zika podrían usar anticonceptivos

Durante una conferencia de prensa en el avión papal de regreso a Roma luego de seis días de visita apostólica en México, el papa Francisco abrió la posibilidad de que las mujeres puedan usar anticonceptivos para evitar embarazos específicamente para prevenir el virus del Zika.

Cuando los periodistas le preguntaron al papa sobre si la iglesia Católica podría permitir el uso de anticonceptivos en el caso de las madres que no quieren quedar embarazadas debido al virus del Zika, el papa dijo que “evitar el embarazo no es un mal absoluto”.

5. “La Iglesia no necesita dinero sucio”

El papa Francisco dijo en marzo que “la Iglesia no necesita dinero sucio”, en alusión a lo que dijo son “algunos benefactores de la Iglesia que vienen con una ofrenda que es fruto de la sangre de tanta gente explotada, maltratada, esclavizada con el trabajo mal pagado”.

“Yo diré a esta gente: ‘¡Por favor, llévese su dinero!. Es necesario acercarse a Dios con manos purificadas, evitando el mal y practicando el bien y la justicia”, afirmó el pontífice en su audiencia general de los miércoles.

Francisco también llamó a los fieles a pensar “en tantos prófugos que desembarcan en Europa y no saben a dónde ir”.

El papa ha emprendido una cruzada para limpiar las finanzas vaticanas. Un grupo independiente de expertos financieros europeos ha estado estudiando los intentos de la Santa Sede por limpiar su banca después de los escándalos de lavado de dinero que salieron a la luz en 2010