(CNN Español) - Los maestros no cesan en sus protestas contra la reforma educativa en México. Siguen bloqueando importantes carreteras en Oaxaca y Chiapas y han montado una nutrida manifestación en la capital mexicana.

Pero la iniciativa de diálogo con el gobierno no prospera aún.

Al menos 200 escuelas suspendieron clases en apoyo al conflicto magisterial mientras que los diálogos con el gobierno siguen en un punto muerto.

El secretario de Educación, Aurelio Nuño, anunció que en los próximos días se daría a conocer el nuevo modelo educativo nacional, como parte de la reforma que rechazan los maestros.

Tras el enfrentamiento entre policías y docentes que dejó ocho muertos el pasado 19 de junio en Nochixtlán, ahora los pobladores de esta localidad han aceptado la visita propuesta por el gobierno para obtener evidencias y atender la evolución de los heridos. El encuentro esta programado para el próximo jueves.

La Coordinadora Nacional de trabajadores de la Educación apunta a la Policía Federal como originaria de la violencia, mientras que el Gobierno se la atribuye a grupos radicales que simpatizan con el movimiento docente.

Los maestros exigen mejores condiciones de trabajo, el respeto de los derechos laborales y transparencia con respecto al proceso de evaluación docente, el principal punto de la reforma educativa promulgada por el gobierno de Enrique Peña Nieto en 2013.