CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Emboscada en Dallas

La policía usó un robot para matar: ¿qué implicaciones tiene?

Por Peter W. Singer

Nota del editor: P.W. Singer es un estratega en New America y autor de varios libros sobre tecnología y seguridad. Síguelo en @peterwsinger. Las opiniones expresadas en esta columna son solo suyas.

(CNN) — El uso de un robot para matar al hombre que según las autoridades mató a tiros a cinco policías de Dallas ha llamado la atención en parte porque es la primera vez que han usado robots de esa forma.

A continuación están una serie de preguntas que me han hecho frecuentemente y respuestas preliminares. Los hechos siguen estando incompletos, por lo que estos son puntos de vista preliminares.

¿Qué ocurrió?

En medio del tiroteo contra los policías de Dallas el jueves por la noche durante una protesta pacífica, la policía acorraló al atacante -Micah Xavier Johnson- en un estacionamiento. Luego de horas de negociaciones que incluyeron el intercambio de disparos, usaron un robot para acercar el explosivo que mató al atacante.

¿Por qué lo usaron?

“No vimos otra opción mas que usar nuestro robot antibombas y poner un dispositivo en su extensión para así detonarlo donde estaba el sujeto”, dijo David Brown, jefe del Departamento de Policía de Dallas durante una conferencia de prensa el viernes por la mañana. “Otras opciones hubiesen expuesto a nuestros oficiales a un grave riesgo”.

¿Qué robot fue usado?

El sistema ha sido reportado como un Remotec Andros de Northrop Grumman, que es un robot antibombas controlado remotamente comúnmente usado por la policía, el ejército y otros servicios de emergencia alrededor del mundo. Tiene llantas, pesa unos 220 kilos y tiene varios sensores así como un brazo robótico que aprieta.

¿Por qué está esto siendo reportado como un asunto importante?

Esta es la primera vez que la policía usa un robot en una forma deliberada letal.

¿Hay paralelos o precedentes por parte de la policía?

Los robots son usados todo el tiempo por los equipos antibombas de la policía. Son también usados en roles de vigilancia por parte del SWAT y similares. Han sido usados en negociaciones con hombres armados en una variedad de ejemplos, como ayudar a saber dónde se esconde el atacante para llevarle una pizza al pistolero y a los rehenes cuando no se permite entrar a una persona. Pero en ninguna de esas ocasiones estuvo involucrada la entrega de fuerza letal.

El paralelo más cercano del que estoy al tanto fue en 2011, cuando la policía de Tennessee puso granadas de gas lacrimógeno en un robot que entonces comenzó a lanzarlas de forma accidental a una casa rodante. Este no se ve como un gran paralelo y no refleja una decisión deliberada de usar el robot para matar. Otro paralelo podría ser en 1985 en Filadelfia. Helicópteros lanzaron dos pequeños dispositivos explosivos en el techo para intentar abrir un hueco hacia el edificio debajo de donde el grupo estaba atrincherado. En cambio, el edificio se incendió, matando a 11 en el fuego y dejando daños en muchos edificios cercanos. Una vez más, el paralelo no es uno perfecto. Aunque involucró una bomba, no hubo un robot y no fue un uso deliberado de la forma en que las autoridades lo hicieron en Dallas.

¿Y por ejemplo en una guerra?

El mejor paralelo del que estoy al tanto es un caso del que escribió en mi libro de 2009 ‘Wired for War’. Un soldado de Estados Unidos discute cómo su unidad en Iraq a mediados del 2000 estaba equipado con un robot conocido como Marcbot. Este es un robot de vigilancia operado remotamente, equipado con un mástil que tiene una pequeña cámara, no del tipo como el usado en Dallas. Cuesta unos 8.000 dólares. Su unidad usa el sistema robótico para roles como trabajo en puntos de control. Si se sospecha que un auto trae una bomba, pueden enviar al robot para que vea de cerca, en vez de arriesgar a personas.

Cuando se enfrentaron con un insurgente armado atrincherado, el soldado contó como se les ocurrió una respuesta ad hoc. Improvisaron al robot con un dispositivo explosivo y lo condujeron hacia el callejón donde mataron al insurgente.

¿Por qué tendría la policía una bomba con ellos?

No ha sido reportado qué tipo de explosivo fue usado pero es importante notar que claramente no es la imagen común de una “bomba” como del tipo del que suelen lanzar los aviones F-16. Los equipo SWAT tienen pequeñas cargas explosivas que son usadas para abrir paso, en tanto que los equipos antibombas a veces ponen pequeñas cargas explosivas al lado de una supuesta bomba para detonarla de una forma segura.

¿Cómo se vincula esto con el debate sobre los “robots asesinos”?

Aunque hay vínculos a la discusión sobre el futuro de los robots asesinos, conocidos como LAWS (sistemas de armas autónomas letales), también hay tres importantes diferentes para tenerlas en mente. Primero, ese no fue un robot autónomo, y tanto el robot como el explosivo fueron operados de forma remota. Segundo, esto no estuvo diseñado como un sistema de armas. Hay muchos robots en desarrollo que están armados con cosas como ametralladoras y lanzadores de misiles, del prototipo del US MAARS al chino Sharp Claw. Pero este fue un caso en el que se usó un viejo robot diseñado para algo más. Y tercero, las preocupaciones alimentan el debate de los robots asesinos sobre si debemos prevenir el desplegar robots autónomos en el campo de batalla, para los que los militares alrededor del mundo han estado estableciendo planes y doctrinas. El debate es alimentado por una preocupación de que en un futuro esto pueda causar un grave daño a la civilización y por la falta de responsabilidad.

En contraste, este fue un caso ah hoc, tal como el caso de Iraq. No hay una doctrina planeada para esto, no hay manuales de entrenamiento que la policía debe seguir, ni programas de desarrollo para este uso. Tampoco parece tener el riesgo de causar daño a la población civil y alimentar preocupaciones de responsabilidad que motivan el debate de los robots asesinos. Hay vínculos a ese debate pero hay muchas formas diferentes en como se puede usar un robot.

Sin embargo, ¿no augura un futuro de robots policías letales?

Es demasiado temprano para llegar a esa conclusión. Es importante que se estableció el primer uso de un robot de una forma letal.

De lo que si podemos concluir de forma confiable es que veremos un cada vez más grande uso de los robots en todo tipo de roles, así sea en el Ejército, las fuerzas de seguridad o el resto de la vida civil. De hecho, unos 80 países ya tienen robots en sus ejércitos, mientras que compañías del tamaño de Google o Testa o Uber o Ford están planeando en un futuro autos autónomos. En el patrullaje, la tendencia robótica se ha movido hacia un mayor uso de los drones de vigilancia, desde pequeños que pueden ser usados por unidades individuales, hasta los grandes que pueden monitorear un vecindario entero.

¿Hizo la policía lo correcto?

La información no está completa, hay mucha tensión y los mejores jueces para eso serán los expertos sobre tácticas de equipos SWAT y los abogados que se especializan en asuntos de uso de la fuerza por parte la policía. No tengo forma o información para condenarlo. En realidad, es lo contrario. Mi reacción es similar a la que tuve con el caso de Iraq mencionado anteriormente. No estuve allí, pero ciertamente entiendo e inclusive empatizo con la gente en el lugar que decidió hacerlo. Al mismo tiempo mi lado analítico puede reconocer que este es un enorme asunto que ha causado un debate.

¿No es otra señal de la ‘militarización’ de la policía en EE.UU?

Esta vez encuentro muy difícil una conexión. El debate sobre la militarización de la policía parece dirigirse a 1) el uso del equipo diseñado para guerra, a veces proveniente de excedentes del ejército de Estados Unidos, y 2) en una manera que es intimidatoria o amenazante para el público.

En este incidente, la tecnología no es como la que se usa en la guerra y no fue usada en una forma en la que se estaba haciendo blanco en el público en general, y de hecho fue lo opuesto. Recuerda, los policías en Dallas que murió a tiros estaban protegiendo a manifestantes pacíficos.

¿Cuáles son todos los asuntos en cuestión?

Obviamente, el uso de la tecnología robótica en una forma letal por primera vez fue algo grande y uno solo puede imaginar el por qué podría preocuparte. Sin embargo, aunque soy alguien que escribe abiertamente de robótica, los eventos en de la semana pasada me dejan más preocupados por otras tendencias. El asunto de los robots podría ser nuevo, pero el caso de violencia masiva en nuestra sociedad, la cada vez peor relación entre la policía y los civiles y todos los desafíos sobre racismo en Estados Unidos son problemas que estaban aquí mucho antes de los trágicos eventos de Minnesota, Luisiana y ahora Texas. Esos son los que debemos enfrentar y lo más importante, enfrentarlo juntos.