CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Europa

Asesino de Munich: sin vínculos terroristas, víctima de acoso y con antecedentes psiquiátricos

Por Tim Hume, Faith Karimi, Schams Elwazer

(CNN) – Las autoridades alemanas han dado a conocer algunos antecedentes del joven germano-iraní de 18 años, quien abrió fuego el viernes en un centro comercial de Munich y mató a nueve personas.

La policía dijo que era una persona con problemas mentales y que recientemente había investigado ampliamente sobre otras matanzas y no tenía vínculos aparentes con ISIS.

Durante una conferencia de prensa, funcionarios policiales agregaron que el joven había actuado solo y que murió por una herida de bala autoinfligida. El asesino no tenía motivaciones políticas y no hay referencias a la religión halladas hasta ahora en los documentos que hay en su casa.

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere, dijo que hay indicios de que el atacante fue acosado por un grupo de amigos.

“Para las víctimas, no importa qué motivo había para este acto. Estamos de luto por nueve seres humanos que perdieron la vida, “dijo de Maiziere.

La familia del agresor llegó a Alemania, como solicitante de asilo, en la década de 1990. Son originarios de Irán y son chiítas, añadió.

Los investigadores registraron las pertenencias del asesino y encontraron numerosos documentos sobre masacres, incluyendo un libro titulado “Masacre en mi mente, ¿por qué matan los estudiantes?,” dijo Robert Heimberger, presidente de la Policía para Casos Criminales de Baviera.

Algunos vecinos del apartamento registrado por la policía le dijeron a CNN que el hombre de 18 años de edad, quien vivía en el lugar, se llamaba Ali Sonboly.

Vecinos dijeron que en el apartamento registrado por la policía vivía Ali Sonboly. (Crédito: BILD).

Atika Shubert entrevistó a personas que viven en ese edificio.

En una conferencia de prensa, la policía alemana dijo que se llevó a los padres del pistolero para interrogarlos.

Uno de los aspectos que investiga la policía es que el ataque se haya registrado cinco años después de que Anders Breivik matara a 77 personas, en un campamento juvenil, en Noruega.

El jefe de policía de Munich, Hubertus Andrae, dijo que ambos ataques se habían dirigido principalmente a los jóvenes. La mayoría de las víctimas en Munich eran adolescentes.

Tres tenían 14 años; dos, 15. Uno era de 17 años y otro de 19. Además de otros dos muertos de 20 y 45 años, respectivamente.

Todas eran mujeres.