Combatientes rebeldes cerca de Aleppo (FADI AL-HALABI/AFP/Getty Images)

(CNN) - Las Naciones Unidas llamaron a una urgente pausa en los combates en Aleppo para permitir reparar las redes de suministro de electricidad y agua y dar asistencia humanitaria, según un comunicado del organismo.

Mientras el ejército sirio y los grupos rebeldes continúan la lucha para llevar suministros a la parte este de la ciudad, controlada por los rebeldes, y el oeste bajo control del régimen, la ONU dijo que el número total de civiles viviendo bajo asedio es superior a los dos millones.

Los ataques sobre la infraestructura civil esta semana dejaron a dos millones de residentes sin electricidad ni acceso a la red de agua.

"Como mínimo, la ONU requiere un cese al fuego completo o pausas humanitarias semanales de 48 horas para llegar a los millones de personas con necesidad a través de Aleppo y reponer los almacenes de comida y medicinas, que están en un nivel peligrosametne bajo", agregó el comunicado.