(CNN) - Quedó inconsciente durante la semifinal de lucha grecorromana, pero Roman Vlasov se recuperó, se levantó, y terminó ganando el oro en Río 2016.

El ruso, que defendía el título de lucha grecorromana en 75kg que ganó en Londres 2012— luchó hasta la victoria tras perder el conocimiento durante su pelea contra el croata Bozo Starcevic en la semifinal.

Con Vlasov en ventaja cómoda, Starcevic puso el brazo alrededor del cuello del ruso y lo lanzó al suelo. Vlasov luego dijo que su oponente lo había "estrangulado".

Los jueces de la pelea, que señalaron que la movida fue legal y le concedieron dos puntos, detuvieron la pelea cuando se dieron cuenta que Vlasov estaba inconsciente.

Pero en cuestión de momentos, el deportista de 25 años recuperó el conocimiento y se puso de pie para completar su victoria.

Y el domingo, puso la cereza en una historia extraordinaria al derrotar al danés Mark Madsen en la pelea por el oro.

Vlasov les dijo a los reporteros que había estado motivado a ganar porque "todos entendemos que tenemos que ganar todas las medallas de oro como sea posible como consecuencia de la situación sobre los deportes en Rusia".

Criticó la prohibición contra los atletas rusos, tras una investigación de acusaciones sobre dopaje sistemático impulsado por el Estado, calificándola de "injusta".

Al hablar sobre su semifinal, dijo: "El rival incluso me estranguló, pero el juez ni siquiera le dio una advertencia".

"Gracias a Dios pude continuar hasta el final y ganar la pelea. Tuve que recomponerme e intenté superarlo, porque nada como eso me había pasado antes".

"Me di cuenta que no había terminado, y tuve que seguir luchando. Estaba inconsciente cuando me estranguló, pero me recuperé de inmediato".

Vlasov, teniente del ejército ruso, dijo que había derrotado a un "muy fuerte" Madsen en la pelea por el oro y agregó: "He peleado con él seis veces, y él me ha estudiado detalladamente".

"Me golpeó duro, no sé cómo pude pararme, pero gracias a Dios lo hice".

Vlasov dijo que espera que su victoria sirva como una inspiración para otros luchadores de su país. "Estoy seguro que me vieron y me apoyaron, y que esta victoria les dará confianza".