Hope Solo. Crédito: Drew Hallowell/Getty Images
Hope Solo. Crédito: Drew Hallowell/Getty Images

(CNN Español)–  La guardameta de la selección de fútbol femenino de Estados Unidos Hope Solo fue suspendida por la Federación de Fútbol de EE.UU. por seis meses, según anunció la organización este miércoles.

La suspensión de Solo llega después de sus polémicos comentarios en los Olímpicos de Río tras la derrota de su equipo frente a Suecia.

"(Creo) que jugamos contra un montón de cobardes", les dijo Solo a los periodistas tras el partido.

"Nos vieron darlo todo hoy. Desafortunadamente, el mejor equipo no ganó".

Solo, quien dejó en claro que le molestó lo que vio en el estilo de juego de su rival y su falta de deseo de "jugar buen fútbol", ya había causado controversia antes de los Juegos.

Tras la suspensión, Solo emitió un comunicado diciendo que que quería lo mejor para el equipo y para las mujeres en el deporte.

"No podría ser la jugadora que soy sin ser la persona que soy, incluso cuando no he tomado las mejores decisiones o no he dicho las cosas correctas. En toda mi carrera, sólo he querido lo mejor para este equipo, por los jugadores y por el juego de las mujeres y seguiré trabajando por estas causas con la misma pasión implacable con la que juego", dijo Solo.

La suspensión de Solo es efectiva inmediatamente y no podrá jugar sino hasta febrero de 2017.

"Los comentarios de Hope Solo después del partido contra Suecia durante los Olímpicos de 2016 fueron inaceptables y no van con los estándares de conducta que les pedimos a nuestros jugadores de la Selección", dijo el presidente de la Federación Sunil Gulati. "Más allá de la arena atlética, más allá de los resultados, los Olímpicos celebran y representan los ideales del buen juego y el respeto. Esperamos que todos nuestros representantes honren esos principios, sin excepción", dice el comunicado de la Federación.

En enero de 2015, Solo fue suspendida por 30 días tras "un incidente que ocurrió durante el actual campamento de entrenamiento de WNT que se celebra en Carson, California", como dijo la Federación en ese entonces.

El esposo de Solo, el exjugador profesional de fútbol, Jerramy Stevens, fue acusado de conducir bajo los efectos del alcohol durante las primeras horas de la mañana del lunes en Manhattan Beach, California, a más o menos 19 kilómetros de Carson. El diario Los Angeles Times informó que Solo iba en el asiento del pasajero.

"Acepto y respeto la decisión de la Federación, y lo más importante es que me disculpo por decepcionar a mis compañeras de equipo, a mis entrenadores y a la Federación que siempre me han apoyado", dijo Solo en un comunicado publicado en su página de Facebook en enero de 2015. "Creo que lo mejor para mí es que me tome un descanso, que me libere el estrés de los últimos meses y que regrese mental y físicamente preparada para contribuir de manera positiva al equipo".