Enfrentamiento entre el Real Madrid y el Malmo sueco, en la temporada pasada de la Champions.

(CNN) - Los principales clubes de fútbol de Europa querían más… y lo consiguieron.

Ahora, las ligas más pequeñas contraatacan en busca de un pedazo del pastel más grande.

Desde que la UEFA, el órgano que rige el fútbol europeo, anunció que en 2018 modernizará la Champions League, su torneo más importante, clubes de Escandinavia, Bélgica, Holanda y Escocia han empezado a realizar movimientos para enfrentar lo que ha sido interpretado como una toma del poder por parte de los llamados “cuatro grandes”: Inglaterra, España, Alemania e Italia.

Ellos están considerando una revolución futbolística con la implementación de una nueva “Liga Atlántica” en Europa en un intento por impulsar los perfiles y las ganancias de los principales clubes de sus respectivos países.

Fue por eso que la UEFA anunció en agosto que los mejores cuatro clubs de las cuatro ligas principales recibirían el 50% de los 32 lugares que ofrece el torneo, dejando así a los campeones de otros países peleando por los otros 16 lugares.

Eso deja a equipos como el club más importante de Finlandia, el HJK Helsinki, preguntándose si es momento de romper con sus ligas locales y unirse a una competencia disidente.

Sin certeza

“Gran parte de esta incertidumbre que vemos ahora se debe a que la UEFA tiene procesos pobres y no escucha a los equipos”, dijo a CNN Aki Riihilahti, presidente del HJK Helsinki.

“La esperanza es que el recién elegido presidente Aleksander Ceferin tenga un papel más fuerte y llene el vacío de poder que existe en la UEFA, de tal forma que haya mejores bases para perfeccionar el fútbol europeo a nivel de clubes”.

Riihilahti, un exjugador de la selección finlandesa, es solo uno de los presidentes que han mostrado su preocupación sobre los planes de la UEFA para cambiar el formato de la Champions League a partir de 2018, decisión que se tomó después de conversaciones entre los clubes más importantes que querían formar su propia competición aparte.

De acuerdo con los rankings de la UEFA, los principales cuatro equipos de La Liga de España, la Bundesliga de Alemania, la Premier League de Inglaterra y la Serie A de Italia no tendrían que preocuparse de participar en una ronda de calificación previa.

Los equipos no ingleses están preocupados por el creciente músculo financiero de la Premier League, que en febrero de 2015 negoció un acuerdo de 8.000 millones de dólares por los derechos de televisión.

El último equipo de la Premier League recibirá unos 97 millones de dólares, en comparación con los 81 millones que obtuvo el último campeón de la Champions League, el Real Madrid.

Pero mientras los grandes clubes europeos se sienten amenazados por la Premier League, los equipos más pequeños sienten que serán marginados debido a los cambios en la Champions League.

Cada club que participa en la fase de grupos del torneo obtiene un pago inicial de 12,7 millones de euros (13,95 millones de dólares). Un triunfo en esta fase vale 1,5 millones de euros (1,64 millones de dólares) y un empate conlleva una ganancia de 500.000 euros (550.000 dólares).

“Si no actuamos ahora, veremos a los clubes más grandes hacerse más grandes y fuertes mientras que para clubes como nosotros se hará cada vez más difícil”, dijo Anders Horsholt, director del FC Copenhagen, la semana pasada.

“Por lo tanto debemos voltear hacia otras oportunidades internacionales para el FC Copenhagen en el futuro.

“Ahora es muy pronto para hablar de modelos específicos, pero la discusión sobre ligas que rebasen las fronteras europeas es un tema que tomamos en cuenta y en el que participamos activamente.

“Entendemos que los clubes más grandes actúen como lo hacen. Pero también quiero decir que debemos mirar al mercado que nos deja y buscar alianzas con equipos de otros países en la misma situación”.

"Imposible"

CNN contactó a 14 equipos identificados por los medios daneses como relacionados con la liga disidente, y recibió respuestas de solo tres de ellos.

“Será más difícil llegar a la Champions League y, como lo vemos, más adelante podría llegar a ser imposible”, dijo a CNN Niclas Carlnen, CEO del equipo sueco Malmo.

“Por supuesto que queremos seguir teniendo la posibilidad de acceder a la Champions League en el futuro, como lo hemos hecho en los últimos años”.

Un vocero del PSV Eindhoven dijo a CNN que el club holandés estaba “hablando a diferentes niveles sobre el futuro del fútbol europeo. Por ahora solo son pláticas, no negociaciones”.

Aunque no ha habido conversaciones oficiales sobre la creación de una nueva liga, la UEFA dice que el tema será abordado si surge algún plan en concreto.

Los torneos locales son la base del fútbol en Europa. Aunque competiciones trasnacionales han sido mencionadas en algunos casos, no existe ninguna propuesta concreta sobre la mesa”, dijo la UEFA en un comunicado.