CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

La aeronave que se perdió llegando a Marte dejó una marca en la superficie del planeta rojo

Por Pete Burn

(CNN) — Hay muchos cráteres en Marte, pero el que recientemente hizo la nave espacial Schiaparelli es diferente.

Nuevas imágenes dadas a conocer por la NASA muestran una nueva y oscura marca en el planeta rojo hecha por la aeronave Schiaparelli cuando golpeó fuertemente la superficie de Marte tras una falla de sus sistemas.

Las fotografías —tomadas por un orbitador de la NASA la semana pasada— revelaron el lugar de descanso final del módulo de aterrizaje que fue reportado como perdido por la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) a principios de este mes. También hacen alusión a la violencia del impacto producto del exceso de velocidad de Schiaparelli al final de su ardiente caída a través de la atmósfera marciana.

La aeronave Schiaparelli fue diseñada como una prueba de vuelo de otra misión, un lanzamiento planeado para 2020 que enviará un robot a Marte.

La agencia sospecha que algo falló cuando un paracaídas se abrió.

“Parece que la propia expulsión ocurrió antes de lo esperado, pero el análisis no está completo aún”, dijo la ESA en un comunicado.

Problemas con los propulsores

En una conferencia de prensa en la que se anunció que se había perdido la aeronave, el director general de la ESA Jan Wömer dijo que el papel principal de Schiaparelli fue probar si podrían enviar de manera exitosa una sonda a Marte.

“Grabar la información durante el descenso fue parte de ello y es importante que aprendamos qué fue lo que ocurrió para prepararnos para el futuro”, dijo Wöner.

La sonda estaba equipada con nueve propulsores que se debieron activar en los últimos 30 segundos para ayudar a amortiguar el aterrizaje. Aunque se confirmó que se activaron brevemente, la agencia cree que pudieron haberse apagado mucho antes de lo que se esperaba.

Luego de monitorear su descenso, científicos de la misión de control en Darmstadt, Alemania, no obtuvieron de vuelta una señal de la sonda de 577 kilogramos.

La aeronave hermana está segura

La nave acompañante de Schiaparelli, un orbitador cuya misión es mucho más larga, llegó a órbita de manera exitosa. El Trace Gas Orbiter investigará la fuente de metano en Marte, que podría ser un signo de vida o de procesos geológicos.

exomars-2016-schiaparelli-nasa-cnn

Una impresión artística de la separación del módulo Schiaparelli del Trace Gas Orbiter. (Crédito: NASA.gov)

Este orbitador se suma a una cantidad de aeronaves que buscan signos de vida en el planeta vecino.

La presencia de metano es un distintivo de vida en la Tierra, por lo que esa aeronave tratará de detectar este gas en Marte y determinar de dónde viene.

Se espera que el Trace Gas Orbiter opere hasta 2020.

David Gilbert y Bianca Britton de CNN contribuyeron a este reporte.