CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crisis en Nicaragua

Nicaragua

¿Ha afectado la campaña electoral el clima de inversión en Nicaragua?

Por Samantha Lugo

(CNN Español) — La inversión extranjera en el país había aumentado en los últimos años pero en el 2016 disminuyó la confianza de empresarios debido a la coyuntura electoral y está por verse si el Congreso de EE.UU. aprueba la “Nica Act” que impediría los préstamos financieros a Nicaragua.

Del aumento de la inversión a la disminución de confianza

Según datos de la Agencia Estatal de Promoción de Inversiones, Pronicaragua, en los últimos años la inversión extranjera ha aumentado un 187%, y el organismo dice que la clave ha sido un constante diálogo entre el Gobierno y la empresa privada.

 “Los resultados de aplicar este modelo fueron tan notables que se instauró como práctica y en el 2014 se plasmó en la Constitución Política”, dice Alvaro Baltodano, representante de Pronicaragua.

Cuando Marco Amador volvió a su natal Nicaragua dos décadas atrás tenía presente que regresaba a triunfar. Hoy es uno de los empresarios más destacados en el sector inmobiliario de Nicaragua y sigue creyendo que este es un país para salir adelante.

Amador dice que Nicaragua cuenta con factores como un buen recurso humano, un buen nivel de seguridad y una economía bastante estable, lo demás es sentido común“En ese sentido es importante no tomar decisiones globales como las que vas a tomar en países muy avanzados, sino que tenés que tropicalizar tus decisiones”, dice.

Pero la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), medidor de la coyuntura económica del país, dice que este año disminuyó del 74% al 66% los empresarios que ven positivo el clima de inversiones. Para algunos esta disminución es un efecto de las decisiones políticas que se han tomado en el país en este año electoral.

El papel del proceso electoral

El actual proceso electoral ha estado caracterizado por polémicas como las críticas al presidente Daniel Ortega por buscar ganar un tercer mandato presidencial consecutivo y la postulación de la primera dama, Rosario Murillo, a la vicepresidencia. A esto se suma la decisión de la Corte Suprema de Justicia de retirar la representación legal al principal partido de oposición, la destitución de 28  diputados a quienes también se le acusa de transfuguismo político y la prohibición de parte del Gobierno Nacional de no permitir la observación electoral internacional.

Sumado a ello, el Congreso de los Estados Unidos dio un paso a un proyecto de ley conocido como “Nica Act”,  porque supuestamente el gobierno nicaragüense reprime a la oposición y viola los derechos humanos. De ser aprobada, la medida podría impedir los préstamos financieros a Nicaragua.

Roberto Sansón, director de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, dice que estas acciones han desmejorado el clima de negocios. “Lo único positivo que hemos tenido en este proceso es que no ha habido violencia, pero todo lo demás han sido grandes sorpresas que han hecho que todo lo demás se vuelva un tanto complicada porque tiene mucha incertidumbre de cara hacia el futuro”, dice.

Según el analista económico Nestor Avendaño, el futuro depende de la capacidad del diálogo del gobierno para atenuar éstas críticas, aunque si no se llevara a cabo sus efectos no se verían en el año 2017.  “Todavía no es un año que va a deteriorar la confianza, 2018 y 2019 serán años en los que si podrá ver un mayor deterioro sino se da el diálogo político, o sea 2017 será más o menos parecido a lo que tenemos hoy”, afirma.

En los últimos años Nicaragua presentó un crecimiento económico constante entre el 4% y 5%, no obstante los expertos dicen que es necesario alcanzar un 8% para reducir la pobreza.