(CNN) - El ejército estadounidense le devolverá este mes al gobierno de Japón más de 9.800 acres de tierra que ha mantenido desde la Segunda Guerra Mundial, dijo este martes el secretario de Defensa, Ash Carter.

Los 9.852 acres (más de 39 kilómetros cuadrados) de tierra en la isla de Okinawa, parte de un territorio oficialmente conocido como el Área de Entrenamiento del Norte, se encuentra en un gran complejo de la base militar estadounidense en la isla del Pacífico a más de 950 kilómetros al suroeste de Tokio.

Estados Unidos había entregado la mayor parte de Okinawa a Japón en 1972 después de controlarlo desde el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

Este es el mayor retorno de tierras ocupadas por Estados Unidos desde entonces.

Para facilitar el retorno, el gobierno japonés acordó construir seis zonas de aterrizaje de helicópteros, así como algunas vías de acceso para permitir que las tropas estadounidenses entrenen en la zona, dijo a CNN un alto funcionario de la defensa estadounidense.

120427050802-u-s-marines-in-okinawa-horizontal-large-gallery

Se espera que el ejército estadounidense continúe administrando el área, la cual fue usada para entrenamiento de guerra en la selva, dijo un funcionario estadounidense.

Estados Unidos y Japón han estado negociando el traspaso desde los 90.

Carter hizo el anuncio junto al primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en el Kantei, su oficina en Tokio.

Un alto funcionario de la defensa dijo a CNN que la entrega formal se llevará a cabo el 21 y 22 de diciembre, en un evento al que asistirán la embajadora de Estados Unidos, Caroline Kennedy, y el comandante de las fuerzas estadounidenses en Japón, el teniente general Jerry Martínez.

"Compartimos su objetivo de completar la transferencia para el 22 de diciembre", le dijo Carter a Abe.

Carter llegó a Japón este lunes en un viaje para apuntalar las relaciones militares entre Estados Unidos y Japón, en medio de temores de que el presidente electo Donald Trump podría poner en riesgo la alianza de seguridad de décadas.