(CNN Español) - Pocos días después de que los colombianos lloraran la muerte de Yuliana Samboní, una niña de 7 años que fue secuestrada, violada y estrangulada, otro crimen contra una menor causa estupor en América Latina.

Los bolivianos están conmocionados por la muerte de una niña de 7 años, quien según reportes médicos, falleció este miércoles por un paro cardiaco tras estar cinco días en coma a consecuencia de los golpes propinados por su padre y su madrastra, según un informe de la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Alfredo Mendoza, director del Hospital del Niño, dijo que la menor ingresó al centro hospitalario con lesiones graves en la cabeza, cara y extremidades. Su diagnóstico fue "traumatismo craneoencefálico y violencia intrafamiliar", reporta ABI.

El informe médico añade que Abigail CH., como fue identificada la niña, tenía “fracturas antiguas” en ambos antebrazos.

Abigail tenía una hermana gemela, que según la Fiscalía, testificó en contra de su madrastra diciendo que primero la había golpeado a ella antes de ensañarse contra Abigail, quien murió debido a las lesiones, cita la agencia ABI. La niña tuvo lesiones en el rostro, en el tórax anterior y posterior, en las piernas y brazos y en el abdomen.

“De acuerdo a la versión de la menor, no sólo la madrastra era violenta con ambas sino también el padre, quien les arrancaba el cabello, les jalaba las orejas, e incluso les daba ‘sopapos’ (golpes en la cabeza) y patadas, por lo que junto a su pareja inicialmente fueron imputados por tentativa de infanticidio y lesiones graves y leves”, relató el fiscal del caso, Ramiro Jarandilla.

“El pasado 1 de diciembre, la madrastra agredió brutalmente a la menor [Abigail], ocasionándole un trauma facial severo, trauma ocular cerrado bilateral, traumatismo cráneo encefálico cerrado, edema cerebral y fracturas de hueso”, dice la Fiscalía.

Las autoridades detuvieron el miércoles por la noche a Brígida M. A., y a Luis CH. P, como fueron identificados respectivamente la madrastra y el padre de las gemelas. La Fiscalía informó que la pareja será juzgada por infanticidio.

“La Fiscalía será rigurosa para castigar a los autores de este delito, que tiene una pena máxima de 30 años de prisión, sin derecho a indulto”, dijo el Fiscal Departamental de La Paz, Edwin Blanco Soria, citado por ABI.

Horas más tarde, la policía y el Ministerio Público aprehendieron a Virginia Mamani, madre biológica de las menores, bajo cargos de infanticidio por omisión debido al abandono de las menores durante seis meses, según explicó el fiscal del caso Ramiro Jarandilla.

Manami se acogió al derecho de silencio, según informa la agencia boliviana de noticias.

Rescatan a más menores

La Defensoría de la Niñez rescató este miércoles a otros cinco menores de edad que estaban en manos de la abuela de la madrastra de Abigail, reporta ABI.

La directora de Género de la Alcaldía de El Alto, María Saavedra, dijo que los menores eran víctimas de constantes agresiones físicas y psicológicas. Todos fueron transferidos a un albergue temporal.

El cuerpo de Abigail es velado en la ciudad de El Alto. Allí, “vecinos aguardan la salida del ataúd y piden, en medio de gritos y llantos, justicia para la menor”, reporta el diario estatal Cambio.

Los restos de Abigail serán enterrados este jueves en el mausoleo de la Policía, en el Cementerio General de la Paz.